Lo sentimos, pero su explorador no es compatible con Marsh.com

para una mejor experiencia, por favor actualice su navegador:

X

INVESTIGACIÓN Y BOLETINES

¿Puede la tecnología salvar el transporte urbano?

 


Por Shomik Mehndiratta, Advisor, Transport and ICT for World Bank Transport practice/Brink News 

La urbanización y el aumento de los ingresos han impulsado la rápida motorización en Asia, África y América Latina. Mientras que las ciudades son actualmente el hogar de un 54% de la población mundial, esa proporción se espera que aumente a 66% en 2050. Al mismo tiempo, las tendencias normales sugieren que podríamos ver 2,5 billones de vehículos en 2050, la mayoría de los cuales tendrás que apretarse en las calles ya llenas de ciudades de la India, China y África.

Si no se toman medidas, estos coches literalmente amenazan con ahogar las ciudades de mañana, trayendo consigo una serie de consecuencias negativas que perjudicarían seriamente los beneficios generales de la urbanización: reducción de la productividad debido a la congestión constante; contaminación local y el aumento de las emisiones de carbono; muertes y lesiones por accidentes de tránsito; creciente inequidad y división social.

Sin embargo, después de un siglo de avance relativamente pequeño en el progreso, los cambios perjudiciales en el mundo de la tecnología automotriz podrían tener implicaciones fundamentales para la sostenibilidad.
¿Cuáles son estas megatendencias, y cómo pueden remodelar el futuro de la movilidad urbana?

La tecnología digital trae disrupción al transporte

Durante el último siglo, hemos visto tan solo pequeños cambios incrementales en la eficiencia e infraestructura de nuestros sistemas de transporte. Sin embargo, esto está empezando a cambiar. Los avances en las tecnologías de la información y las comunicaciones, la conectividad, la recopilación de datos y el análisis están catalizando una revolución tecnológica que cambiará drásticamente la cara del sector del transporte. Tal como lo vemos, este cambio será liderado por tres factores:

Redes de Intercambio: las plataformas en línea están haciendo más fácil que nunca equiparar la oferta y la demanda, resultando en el desarrollo de una creciente economía compartida;
Tecnología eléctrica: la innovación en las baterías, las capacidades de carga rápida y la tecnología eléctrica harán de los vehículos eléctricos una alternativa viable en un futuro próximo;
Automatización: la mayoría de los vehículos nuevos tienen actualmente una función de control crítico para la seguridad ya automatizados como la dirección, el acelerador o los frenos. Grandes fabricantes de automóviles y compañías de software han anunciado que lanzarán vehículos completamente automatizados en un futuro próximo. Un pronóstico sugiere que los vehículos automatizados serían obligatorios en algunos mercados antes de 2050.

Con una coordinación adecuada, estos factores podrían ayudar mucho a desarrollar una movilidad altamente eficiente, más segura y sustentable.

Una de las principales ventajas potenciales de la automatización es la conducción más segura. Mientras que una gran parte del diseño del vehículo hoy en día está dictada por imperativos de seguridad, un sistema autónomo más seguro podría permitir diferentes vehículos y mucho más ligeros. Un peso menor, a su vez, haría la propulsión eléctrica más viable, reduciendo el esfuerzo exigido de las baterías.

Una flota de vehículos automatizados de fácil acceso también podría hacer que el paseo compartido sea más atractivo, y potencialmente reducir los niveles de propiedad de automóviles. Si una variedad de vehículos automáticos son fácilmente disponibles a costos comparables a la propiedad, entonces tal vez la emoción de usar un coche especial en una cita, pero ser capaz de utilizar una alternativa sensata para transbordar la familia alrededor o compartir el transporte al trabajo, superará el orgullo de propiedad para más consumidores.

En las situaciones en las que el intercambio compartido sustituye a la propiedad, la evidencia sugiere que los viajes en auto y los kilómetros recorridos disminuirán. Con el transporte público dirigido a los corredores primarios y las políticas de planificación urbana que promueven el uso mixto de la tierra, estos cambios pueden conducir a ciudades compactas, sustentables, saludables y habitables.

Sin embargo, la innovación digital no garantiza automáticamente que el futuro de la movilidad sea más sustentable. Si no lo hacemos bien, estas perturbaciones también podrían aumentar los problemas de transporte urbano existentes.

El despliegue de vehículos eléctricos, por ejemplo, podría reducir la urgencia de controlar la motorización y conducir a ciudades menos habitables y congestionadas. La transición a los automóviles sin conductor también tiene retos, ya que no está claro cómo hacer que los vehículos autónomos funcionen en un entorno mixto. Los peatones imprudentes o los conductores manuales descuidados harían que los automóviles autónomos se detuvieran; los expertos sugieren que para obtener las ganancias sociales de los vehículos autónomos, la mayor parte de la flota en ese camino tendría que ser autónoma. Así, mientras que la sociedad y los individuos pueden tener mucho que ganar de una corriente completamente autónoma, sin incentivos políticos los consumidores individuales pueden no tener un incentivo adecuado para ser pioneros en el uso de automóviles autónomos si la mayoría de los otros automóviles son conducidos manualmente.

Por otro lado, al hacer que el acto de conducir no implique, virtualmente esfuerzo, los vehículos automatizados pueden también animar viajes más largos y un éxodo a los suburbios, lo cual representaría en una mayor extensión urbana. Combinados con la facilidad de la movilidad compartida, estos factores pueden aumentar la congestión y hacer el transporte público menos viable.

¿Auge o depresión? Todo depende de las políticas y los incentivos

Creemos que el desarrollo de los precios correctos y los incentivos políticos será esencial para asegurar que la innovación tecnológica traiga beneficios reales, especialmente medidas que puedan ayudar a poner un precio en los resultados.

Un impuesto sobre el carbono podría apoyar tecnologías cero / bajas en carbono, mientras que un impuesto de congestión será esencial para desalentar el escenario de pesadilla de los vehículos de ocupante cero circulando todo el día para evitar las tarifas de estacionamiento.

Las infraestructuras especiales, como carriles o zonas especiales, inspiradas en las zonas de baja emisión y en los carriles de alta ocupación, podrían facilitar la transición a pequeños automóviles autónomos ligeros, idealmente en modo de viaje compartido.

Una cuestión particularmente difícil será cómo abordar las cuestiones de acceso equitativo de la manera más rentable, en un entorno en el que la tecnología está evolucionando rápidamente. Un inicio podría ser dirigir subsidios directamente a los consumidores en lugar de en modos particulares como los autobuses.

Desde un punto de vista práctico, la transición a la movilidad sin conductor será difícil, y los beneficios de la automatización sólo se logrará si la mayoría de los vehículos son automatizados. Para que esto suceda, será esencial desarrollar el marco normativo adecuado y la infraestructura necesaria. Todo esto tendría que combinarse con políticas mixtas de uso de la tierra que acercan personas, trabajos y servicios.

Las posibilidades de una disrupción tecnológica en el ámbito del transporte son mucho más emocionantes de lo que un futuro similar a los Supersónicos podría haber pronosticado. Por supuesto, la innovación puede ser intimidante, y a menudo viene con su justa cantidad de desafíos. En el caso del transporte, aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías requerirá una capacidad aguda para anticiparse y adaptarse al cambio.

Pero los beneficios potenciales merecen la pena: si somos inteligentes al respecto, es muy posible que tengamos ante nosotros una oportunidad sin precedentes para transformar mejor la movilidad urbana y construir ciudades compactas, accesibles, sanas y habitables.

Haga clic aquí para más noticias de BrinkNews (contenido en inglés)