Lo sentimos, pero su explorador no es compatible con Marsh.com

para una mejor experiencia, por favor actualice su navegador:

X

INVESTIGACIÓN Y BOLETINES

Capacidad financiera: lo bueno, lo inteligente y lo estable

 


Por Renee McGowanGlobal, Leader of Individual Retirement Savings and Financial Wellness for Mercer, y Rich Nuzum, Wealth Leader, Growth Markets Region for Mercer/ Brink News

Hoy en día, nuevas herramientas digitales como la pulsera Fitbit han impulsado la popularidad del ser saludable, al ofrecer a los usuarios un mejor acceso a la información y una retroalimentación inmediata. El establecimiento de metas y la medición del rendimiento y el bienestar nunca han sido más fáciles, convirtiendo el ejercicio en una experiencia más positiva y atractiva.

Una revolución similar es necesaria para comprometer a las personas en el ahorro para el largo plazo. Ahorrar para la jubilación debe ser una experiencia atractiva para el consumidor en lugar de una experiencia desconcertante llena de números, detalles y letras pequeñas. Puede hacerse alcanzable e interesante a través de un lenguaje simplificado, herramientas útiles y la capacidad de seguir el progreso en tiempo real.

A pesar de que la industria de los servicios financieros debe ayudar a llevar tal revolución, los empleadores tienen un papel absolutamente crítico para jugar dado su larga historia de traer productos y servicios vetados a sus empleados, así como su interés en aliviar las preocupaciones financieras de sus empleados con el fin de cosechar ganancias significativas de productividad. El gobierno también debe ayudar a estimular la revolución ampliando la cobertura de pensiones y el acceso de los individuos a programas y productos de ahorro. Aquí hay algunas claves para estos objetivos de aptitud financiera.

¿Cómo luce lo “bueno”?

Hoy en día, los empleadores están reduciendo sus compromisos de beneficios definidos, los gobiernos están buscando maneras de cerrar brechas futuras en sus promesas sin fondos, y las personas tienen cada vez más responsabilidad en financiar sus propios ahorros para la jubilación.

En este mundo, es más importante que nunca que se les dé a los individuos la ayuda y las herramientas que necesitan para planificar y lograr metas de ahorro a largo plazo. Creemos que una revolución del consumidor en el bienestar financiero podría ser instrumental en ayudar a individuos y sociedades a alcanzar sus metas de ahorro. Pero también somos conscientes del potencial que esto crea para la comercialización de productos costosos y mal diseñados -el equivalente al equipo fraudulento de salud y fitness o las dietas de moda que aparecen en los infomerciales nocturnos- a los consumidores.

Mercer considera que los gobiernos y los empleadores tienen un papel importante que desempeñar para ayudar a las personas a reconocer lo que es "bueno" cuando se trata de productos de ahorro, asesoramiento y decisiones financieras. Tanto los gobiernos como los empleadores tienen la responsabilidad de hacerlo, y tienen mucha más capacidad que los individuos para evaluar los productos, recopilar información y discriminar entre los intermediarios financieros. La recompensa para ambos es una mano de obra y una sociedad más seguras y productivas. Y esta participación ayudará a crear un círculo virtuoso que recompensa a los intermediarios financieros y productos de calidad, penaliza a las prácticas ilegales, aumenta la confianza y crea un mayor apetito entre los individuos para los niveles adecuados de riesgo para construir suficientes ahorros a largo plazo.

Para ser claros, estamos hablando de hacer algo más que simplemente aumentar la educación financiera de los individuos. Nuestra investigación ha encontrado que la alfabetización financiera no muestra una fuerte correlación con el bienestar financiero. De hecho, un mayor compromiso y, posteriormente, un alto bienestar financiero se logra a través de tener o percibir "coraje financiero". Es decir, las personas que tienen o perciben que tienen confianza en tomar decisiones financieras son más propensas a comprometerse con sus finanzas y reportar mayores niveles de financiamiento Bienestar Ayudar a las personas a tener valor financiero, dándoles acceso a herramientas inteligentes, opciones por defecto y orientación puede ayudarles significativamente a alcanzar el éxito.

Sistemas inteligentes para el éxito

Creemos que la creación de una revolución del consumidor en la capacidad financiera -combinada con proporcionar un mayor apoyo a las personas en la toma de decisiones de ahorro y de inversión- ayudará mucho a cerrar la brecha de ahorro a largo plazo. Sin embargo, teniendo en cuenta las muchas prioridades que compiten por el cheque de pago de un individuo y la primacía de lo inmediato a largo plazo, las contribuciones voluntarias a ahorros a largo plazo simplemente pueden no ser suficientes.

De hecho, los sistemas de pensiones que se encuentran entre los más altos clasificados en términos de adecuación, sostenibilidad e integridad de acuerdo con el índice anual de Melbourne Mercer Global Pension -que incluye los de Dinamarca, Holanda y Australia- están diseñados para hacer obligatorias las contribuciones al ahorro, tanto de parte de los individuos y como de los empleadores en nombre de sus empleados.

Además, los sistemas de pensiones están considerando cada vez más cómo estimulan o incentivan a las personas a invertir, gestionar y obtener ingresos después de la jubilación en lugar de retirar todos sus fondos de pensiones en una sola suma global. Esto puede ayudar a mejorar la seguridad financiera durante toda la vida de un individuo.

Las opciones de inversión apropiadas y la combinación de los ahorros en planes de jubilación también se deben considerar al diseñar sistemas de ahorro a largo plazo. Una serie de principios de diseño inteligente se puede utilizar para crear la combinación adecuada de crecimiento y las inversiones defensivas para producir resultados de jubilación superior.

Por ejemplo, los más inteligentes de estos productos están diseñados para permitir que las inversiones continúen creciendo durante la jubilación. En lugar de ser totalmente invertido en dinero en efectivo o de riesgo en el día de su jubilación, miran más allá de su fecha de jubilación prevista para asegurar que los ahorros pueden seguir acumulando, incluso cuando se están retirando.

A medida que avanzamos

A medida que las sociedades envejecen y la naturaleza del trabajo sigue evolucionando, es evidente que las viejas nociones de trabajo y jubilación tendrán que dar paso a un espectro de nuevas posibilidades de cuándo y cómo trabajar, y lo que significa jubilarse. Las sociedades, los empleadores y los individuos se beneficiarán de una mayor aceptación y más alojamiento para trabajar más tarde en la vida.

De hecho, todos somos partícipes en lograr esto. Las sociedades, los empleadores y los intermediarios financieros tienen mucho que ganar al tomar medidas inmediatas para hacer frente a la brecha de ahorro a largo plazo que se avecina. Sociedades estables y prósperas dependen de los ciudadanos con la confianza de consumir y gastar durante sus años de trabajo y durante su jubilación.

Sólo cuando una parte significativa de la población está fuera de la pobreza, financieramente segura y capaz de contribuir, puede una sociedad innovar y crecer. Además, las sociedades que no abordan la brecha de ahorro a largo plazo corren el riesgo de una creciente división de la riqueza y la disminución de la movilidad social que podría desencadenar disturbios y dañar el tejido social. La buena noticia es que con la aplicación del pensamiento creativo y estratégico, podemos evitar esta trayectoria y transformar el futuro para los individuos y las sociedades. Una revolución de la capacidad financiera es sólo el comienzo.

Haga clic aquí para más noticias de BrinkNews (contenido en inglés)