Lo sentimos, pero su explorador no es compatible con Marsh.com

para una mejor experiencia, por favor actualice su navegador:

X

EL RIESGO EN CONTEXTO

El rol de las empresas en la lucha contra el cáncer

Por Renzo Pajuelo Lunes, 04 Febrero 2019

El cáncer es la segunda causa de muerte en todo el mundo, con el 70% de decesos en países de ingresos medios y bajos, como es el caso de Latinoamérica, donde al año se diagnostican aproximadamente 45,000 nuevos casos. Con el fin de concientizar a la población sobre los signos de detección temprana que aumentan las posibilidades de sobrevivencia, el 4 de febrero se conmemora “El día mundial contra el cáncer”.

Actualmente, seis millones de personas mueren de cáncer cada año y se prevé que para 2030 la cifra se duplique. Sin embargo, se podrían salvar hasta 3,7 millones de vidas cada año poniendo en práctica estrategias adecuadas de recursos para la prevención, detección temprana y tratamiento.

Si bien no hay una solución para la prevención total del cáncer, la adecuada gestión de los factores de riesgo y la detección temprana reducen significativamente los índices de mortalidad de esta enfermedad.

El papel de las empresas

Las empresas pueden jugar un rol importante en la lucha contra el cáncer. Quienes tienen acceso a un plan de salud cuentan con la posibilidad de un chequeo preventivo y detectar de forma temprana los cánceres de mayor incidencia: mama, cuello uterino, pulmón, próstata, estómago y colon. Sin embargo, la práctica habitual no es favorable, pues menos del 20% de quienes tienen acceso a este control hace uso del mismo. Ello explica que el 75% de los casos sean detectados en fase avanzada, muchas veces ante la presencia de síntomas y con reducidas probabilidades de sobrevivencia.

Tomando como ejemplo el cáncer de mama, la esperanza de vida a cinco años es de 98% si se detecta de forma temprana, y de 27% si es en fase avanzada. La cifra es contundente, las empresas deben promover que todos los trabajadores pasen por el chequeo preventivo.

Otra forma en que las empresas pueden contribuir es a través de la promoción de estilos de vida saludables. Algunos de los factores de riesgo que influyen en la probabilidad de cáncer son la mala alimentación, el sedentarismo, la obesidad y el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. Cada vez son más las empresas que incluyen programas wellness dentro de sus actividades, siendo 46% la cifra de organizaciones según el último estudio realizado por Marsh Rehder. Estos programas incluyen promoción de actividad física, alimentación saludable y consultorio de nutrición, apuntando hacia la generación de hábitos saludables.

Es por esto que nuestra recomendación  invitamos a las empresas es crear una cultura de prevención que genere un efecto positivo en las personas y fortalezca la reputación de las organizaciones. Se conoce que el costo del tratamiento del cáncer no es barato, lo cual tiene un fuerte impacto en la economía personal y en costo de los planes de salud. Por esto, es recomendable brindar beneficios de salud, tanto para prevenir como para apoyar a los colaboradores que atraviesen esta enfermedad.

Tener un seguro que tenga un buen programa de prevención es clave para afrontar una enfermedad como el cáncer. A la hora de decidir por un seguro oncológico, además de un buen programa de prevención y una cobertura completa, es importante también tener la seguridad de que podrá acceder a los mejores médicos y centros especializados, así como a múltiples beneficios como tratamientos ambulatorios, terapias biológicas, hospitalización y trasplantes de ser necesario.

En este Día Mundial contra el Cáncer, se requiere de la sociedad y de las empresas, un compromiso total y positivo para reconocer la exposición a factores de riesgo y eliminarlos, para promover los chequeos preventivos y la transmisión del mensaje acerca de la importancia de prevenir esta enfermedad.