Lo sentimos, pero su buscador no es compatible con Marsh.com.

Para una mejor experiencia, por favor utilice un buscador compatible.

X

RISK IN CONTEXT

Brote coronavirus: pasos inmediatos a tomar por las multinacionales

Viernes, 31 Enero 2020

Según la Comisión Nacional de Sanidad China, los últimos datos aportados el viernes 31 de enero apuntan que la cifra de fallecidos por el coronavirus es de 213 y el número de casos confirmados es de más de 9.500. Aunque la mayoría de las personas infectadas han sido detectadas en China, el virus se extiende por la geografía mundial llegando a otras regiones como Australia, Estados Unidos, Europa y varios países asiáticos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado el estado de emergencia de sanidad pública internacional ante la necesidad de una acción global que permita contener el imparable avance del virus. Las organizaciones multinacionales, por su parte, deben tomar medidas para proteger a sus empleados y sus operaciones.

Riesgo de largo alcance

El coronavirus puede causar una gran variedad de enfermedades, desde el resfriado común hasta enfermedades muy graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) o el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS). Los síntomas más comunes, según la OMS, son fiebre, tos, dolor de cabeza y dificultades para respirar, por lo que los casos más leves pueden asemejarse a una gripe común.

Wuhan, ciudad china en la que se originó el brote, es la capital de la provincia de Hubei y la ciudad más poblada de la zona central de la República Popular China, considerada centro político, económico, financiero, comercial, cultural y educativo de China Central. Por estos motivos, preocupa que el brote continúe propagándose, especialmente durante el periodo de vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Los esfuerzos de contención, incluyen limitaciones en el transporte y los desplazamientos y la cancelación de grandes eventos. Estados Unidos y la Unión Europea han comenzado a repatriar a sus ciudadanos de Wuhan y en los aeropuertos evalúan la entrada de viajeros procedentes de la ciudad asiática. Además, se recomienda evitar viajes a la región que no sean esenciales o tomar precauciones a los viajeros que actualmente se encuentran en China.

Las compañías con sede en este país están expuestas a un riesgo mayor, debido a las restricciones en los viajes, las interrupciones en el suministro y la paralización de determinados proveedores, incidencias que podrían reducir su productividad y eficiencia. En definitiva, las preocupaciones provocadas por el brote afectarán negativamente a la economía mundial.

Es hora de tomar medidas

Las multinacionales deben revisar y actualizar los planes que tengan que ver con la gestión y comunicación de crisis y con la continuidad del negocio. Mientras que se examinan estos planes, hay que considerar las posibles consecuencias que el brote puede ocasionar en empleados, proveedores, ingresos y reputación de la compañía.

Hay que prestar especial atención a:

-          Políticas de viaje. Si fuese necesario viajar a Wuhan, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan evitar el contacto con personas enfermas, el contacto con animales, acudir a mercados y lavarse frecuentemente las manos. En cuanto a los viajeros que regresan, si presentan síntomas deben ser atendidos inmediatamente y evitar el contacto con otras personas.

-          Bienestar de los empleados. Mantener informados a los empleados y tomar las medidas necesarias para proteger su salud.

-          Cadenas de suministro. Identificar el impacto que puede provocar en las operaciones y en los ingresos las posibles interrupciones con proveedores. Hay que considerar la opción de adquirir productos, ingredientes o componentes de proveedores alternativos.

-          Cobertura del riesgo. Revisar las pólizas de seguro aplicables y prepararse para posibles reclamaciones. Consulta a tu bróker si tienes dudas.

Los impactos que el brote de coronavirus puede ocasionar a tu negocio pueden ser graves, pero tomar estas medidas a tiempo puede ayudar a tu empresa a preparar, planificar y proteger mejor a los empleados y las operaciones.