Lo sentimos, pero su buscador no es compatible con Marsh.com.

Para una mejor experiencia, por favor utilice un buscador compatible.

X

RISK IN CONTEXT

Educación Superior: Cómo mitigar la disminución de estudiantes extranjeros

Martes, 30 Abril 2019

Según el informe International Migration Outlook 2018, que presentó el año pasado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España es el país que registró un mayor aumento de universitarios procedentes de otros países.

Del documento se desprende que, entre 2014 y 2015, el número de alumnos internacionales que estudian una carrera universitaria en España aumentó en un 56%, el incremento más elevado de los 35 países analizados.

Además, a pesar de que seguimos siendo el principal receptor de alumnos de Erasmus, hemos arrastrado durante años un déficit en alumnos internacionales de grado que todavía persiste provocado por el exceso de burocracia exigido para cursar aquí una carrera completa.

Estados Unidos

En esta misma línea, en los últimos años en los Estados Unidos la disminución de estudiantes internacionales que se inscriben en las universidades ha generado una alarma entre las Instituciones de Educación Superior, las cuales temen que esta tendencia pueda mermar el dinero recaudado de las matrículas.

El registro de nuevos alumnos extranjeros en las universidades de los EE.UU. disminuyó cerca de un 7% en el curso escolar 2017-2018, el segundo año consecutivo en que bajó la inscripción internacional, después de que se produjese una caída del 3,3% en 2016-17 que supuso la primera en décadas.

Durante varios años, la llegada de universitarios  al país ha constituido una gran fuente de ingresos para las instituciones americanas. Esta tendencia ha llevado a que varias de ellas hicieran una gran inversión en sus programas de captación para atraer estudiantes de otros lugares del mundo.

La caída de los números aumenta la preocupación

El clima político actual, especialmente la incertidumbre que rodea las relaciones entre China y Estados Unidos, así como la prohibición de visados para personas procedentes de determinados países, está alarmando a los directores de las Instituciones de Educación Superior que temen que el número de inscripciones internacionales continúe disminuyendo, afectando negativamente a los ingresos económicos.

Está preocupación está empujando a varias universidades a revisar su modelo de negocio para diversificar sus fuentes de ingresos, y reducir sus expectativas en cuanto a los fondos procedentes de las matrículas. Para llevarlo a cabo, las universidades deben seguir las siguientes acciones:

  • Analizar los archivos de inscripciones: Las instituciones de educación superior deben tener una idea clara del perfil de sus estudiantes, incluyendo el número de alumnos extranjeros y los diferentes países de los que proceden. Es recomendable recopilar el historial de por lo menos hace 5 años para identificar las tendencias que han seguido las inscripciones de estudiantes internacionales.
  • Diversificar las fuentes de ingresos: Depender de los ingresos que generan las matrículas de alumnos extranjeros puede ser peligroso y puede provocar una crisis si ese dinero se agota. Las instituciones con visión de futuro buscan cómo cambiar su modelo de negocio. Por ejemplo, aumentando sus modelos de enseñanza tradicional con programas online dirigidos a estudiantes locales y de otros países.

  • Mantenerse actualizado sobre cualquier cambio de política: Los gerentes de riesgo de las Instituciones de Educación Superior deben mantenerse informados sobre posibles cambios en las políticas de visados de países específicos. Esto les permitirá determinar cómo y cuánto afectarán los cambios a sus actuales y futuros alumnos.

  • Garantizar la cobertura correcta: Las pérdidas de ingresos de las matrículas por la caída de estudiantes extranjeros debido a restricciones de visa, sanciones integrales o violencia política, podrían ser una pérdida asegurable. Los gerentes de riesgos deben discutir el problema con sus aseguradoras para encontrar la póliza más adecuada para su institución.

Las matrículas de alumnos internacionales se ha convertido en una fuente de ingresos para las Instituciones de Educación Superior americanas. Por ello, los gerentes de riesgo necesitan ser ágiles buscando la solución correcta  y hacer frente a los desafíos planteados por una disminución de estudiantes extranjeros