Lo sentimos, pero su buscador no es compatible con Marsh.com.

Para una mejor experiencia, por favor utilice un buscador compatible.

X

MARSH CAPTIVE SOLUTIONS

Ante un entorno empresarial cada vez más incierto, nuestro conocimiento en Compañías de Seguros Cautivas combinado con el liderazgo en la cuantificación analítica del riesgo, pueden ayudar a gestionar las amenazas en sus más ajustados términos económicos.

Más de 430 profesionales gestionan un total de 1.250 compañías aseguradoras cautivas en 44 diferentes domicilios fiscales de todo el mundo.

Las cautivas se empezaron a desarrollar en el entorno de las grandes empresas del prestigioso ranking Fortune 500, de las cuales actualmente más de 200 están gestionadas por Marsh Captive Solutions. Marsh también atrae cada vez más a las pequeñas y medianas empresas -privadas y públicas- que, cada vez más, se están incorporando al mercado de las cautivas. Estas pueden proporcionar beneficios  a organizaciones de todos los tamaños, sectores y geografías. Las cautivas se han expandido rápidamente en las empresas medianas y en el futuro continuarán creciendo.

Marsh, como gestor líder de compañías cautivas del mundo, recibe peticiones corporativas de soluciones innovadoras de cautivas, que incluyen asesoramiento, implantación, gestión y servicios actuariales.

Los líderes de las empresas son cada vez más conscientes de los beneficios de los programas de seguros, y quieren explorar las diferentes posibilidades de estructura, domiciliación y cobertura para beneficiarse de la opción más extensaa posible. Gracias a su conocimiento en recursos globales, Marsh crea soluciones integrales diseñadas a la medida del negocio del cliente.

La combinación conjunta de analytics y benchmarking proporcionan a Marsh Captive Solutions una poderosa herramienta para identificar tendencias y cuantificar las ventajas que las cautivas pueden ofrecer a las organizaciones. Marsh cuenta con un profundo conocimiento de compañías cautivas que permite asesorar para que la matriz obtenga el máximo beneficio de su compañía filial. Las compañías cautivas aumentan la visibilidad del coste de gestión de los riesgos y, por tanto, sirven como una excelente herramienta de control.

Como resultado, la empresa podrá gestionar el riesgo en sus propios términos y conseguir un mayor control sobre el coste total del riesgo.