Lo sentimos su navegador no puede visualizar Marsh.com

Para una mejor experiencia le sugerimos actualizar su navegador:

X

Comunicados de prensa

MMB y Mercer presentan el foro: “El Corazón de la Productividad: más allá de la IA”

 


                                                                                                                         

 

 

                                       Ciudad de Panamá, 24 de julio de 2019.- En Panamá el estilo de vida se constituye en uno de los factores de mayor riesgo en el deterioro de la salud. Como consecuencia de esto, las enfermedades metabólicas y cardiovasculares afectan de forma severa a los empleados y su productividad. 

Así se destaca en el estudio Tendencias Médicas Globales 2019, realizado por Mercer Marsh Beneficios y dado a conocer durante el Foro: El Corazón de la Productividad: más allá de la Inteligencia Artificial, organizado por Mercer y Mercer Marsh Beneficios en Panamá. En el evento participaron como oradores representantes de las principales empresas del sector aviación, automotriz y de tecnología, como Ana Sigh, Directora de Compensación y Beneficios de Dell Latinoamérica y Canadá, y Laura Plata, Directora de RSE y Bienestar Corporativo de Copa Airlines, así como directivos globales y regionales de Mercer y Mercer Marsh Beneficios.

Costos de salud: alto riesgo para la sostenibilidad y competitividad de las empresas 

Según el informe, la inflación médica en Panamá es diez veces superior a la inflación general del país. Este crecimiento interanual de los costos asociados a la salud y los planes de seguros para empleados supone un alto riesgo para la sostenibilidad y competitividad de las empresas, y la salud de su fuerza laboral.  

Los principales riesgos que están impactando en el incremento de los costos médicos en Panamá son los riesgos metabólicos, cardiovasculares y dietarios, mismos riesgos que impactan a toda la región Latinoamericana. 

Stella de Bandera, Senior VP de Mercer Marsh Beneficios en Panamá, manifestó que: “Ante este panorama de riesgos, las empresas en Panamá necesitan diseñar con urgencia planes sostenibles y flexibles que gestionen la salud de los colaboradores y promuevan culturas saludables y de prevención, así como buen uso de los planes de seguros”.  

De acuerdo a Diego Ramirez, Director Global de Beneficios Inclusivos para Mercer, presente también en el evento: “El futuro del trabajo exige empleados sanos y comprometidos. A medida que el costo de proporcionar beneficios médicos sigue aumentando, los empleadores deben evaluar cómo balancear la optimización de costos con planes de calidad que favorezcan la salud del empleado, su compromiso, así como mejorar la atracción y retención de talento”.

Seguridad financiera: clave para la salud, la retención y la productividad. 

El evento destacó además la importancia de la seguridad financiera como uno de los principales impulsores de la retención de talento e incremento de la productividad de la fuerza laboral. Según el informe: “Bienestar en la Salud, el Patrimonio y el Trabajo”, presentado en el evento y realizado por Mercer y el Foro Económico Mundial (WEF), los índices de enfermedades como úlceras, depresión y ataques cardíacos entre la fuerza laboral, aumentan considerablemente cuando estos carecen de seguridad en sus finanzas.

David Cuervo, Director de la Unidad de Bienestar Patrimonial de Mercer Marsh Beneficios Colombia, Centroamérica y Caribe, expresó que “el bienestar financiero afecta en todos los niveles de la organización, del operario al directivo, por lo que resulta vital para los empleadores crear programas que ayuden a sus colaboradores a conocer su situación financiera, que faciliten el ahorro y les acompañen en una visión a futuro, para poder mejorar así, su salud y bienestar”. Miguel Baltodano, Gerente de Efectividad Organizacional de Ricardo Pérez S.A., añadió que: “es indispensable que las empresas mejoren los beneficios que ofrecen a sus colaboradores en seguridad financiera, como programas de bienestar, ahorro, pensión, y ayuda, por el grado de confianza que los empleados depositan en ellos”. 

El foro concluyó haciendo enfoque en el rol de la tecnología, que llega para cambiar las reglas de juego de todas las industrias. Pero sin que esto signifique que las empresas van a prescindir del recurso humano. En palabras de Emanuel Abadía, Director General de Marsh Semusa “lo que realmente está cambiando es la naturaleza del trabajo, y por esta razón los empleadores deben empezar a definir el tipo de colaborador que van a necesitar en 5 o 10 años, acoger nuevos modelos de trabajo y ecosistemas de talento”.