Lo sentimos su navegador no puede visualizar Marsh.com

Para una mejor experiencia le sugerimos actualizar su navegador:

X

Investigación y boletines

¿Qué les quitará el sueño a los tesoreros en 2019?

Jueves, 14 Febrero 2019

James A. Kaitz, Presidente y CEO de la Asociación de Profesionales Financieros /Brink News

Hoy en día, tres cosas dominan la mente de los profesionales de tesorería y finanzas: el riesgo estratégico, la ciberseguridad y los mercados financieros. Esa es la imagen que surge de la investigación más reciente realizada por mi organización, la Asociación de Profesionales Financieros.

Nuestra Encuesta de Riesgo 2019 , que se realizó a fines del año pasado con el apoyo de Marsh & McLennan Insights, encuestó a casi 400 profesionales de tesorería y finanzas. El objetivo de la encuesta de este año fue tomar más que una instantánea de la industria. En su lugar, tratamos de ubicar la encuesta en un contexto histórico más amplio para ver de dónde proviene la profesión y hacia dónde se dirige. Aquí están los resultados.

El riesgo estratégico aún encabeza la lista

El 60 por ciento de los encuestados mencionó el riesgo estratégico, como el aumento de la competencia y la interrupción de la industria, como su mayor área de preocupación. La buena noticia es que ese número ha bajado cinco puntos porcentuales con respecto a la encuesta de 2018, lo que sugiere que el riesgo estratégico es un poco menos preocupante para la profesión.

Aun así, esta mentalidad general demuestra que los profesionales de tesorería y finanzas siguen preocupados por los riesgos más allá de su departamento. Si bien tiene sentido preocuparse por las posibles amenazas existenciales para la organización, estos riesgos no se pueden gestionar dentro de la tesorería y las finanzas. Para comprender, medir y mitigar el riesgo estratégico, los profesionales de las finanzas deben comprometerse y asociarse con otras partes del negocio.

La ciberseguridad está cambiando, pero sigue siendo el número 2

El riesgo de ciberseguridad se ubicó en el segundo lugar entre los encuestados con un 51 por ciento, y fue el segundo en 2018 con un 52 por ciento. Entonces, ¿qué nos dice este nivel de preocupación mayormente sin cambios? Hablo con los ejecutivos de tesorería y finanzas a diario, y todos ellos permanecen atentos a los piratas cibernéticos y las infracciones cibernéticas. Después de todo, están a cargo de los datos financieros confidenciales de los clientes, sin mencionar el dinero de la organización.

Sin embargo, aunque el riesgo de ciberseguridad sigue siendo la segunda mayor preocupación, la naturaleza de la ciberseguridad parece estar cambiando. El año pasado, los profesionales de tesorería y finanzas se preocuparon por prevenir violaciones. Ahora, los hacks son tan comunes que se enfocan casi tanto en cómo responder en caso de que ocurra uno. Asimismo, la profesión se preocupó por el phishing hace unos años. Hoy en día, los profesionales de tesorería y finanzas se preocupan por los delincuentes cada vez más sofisticados que pretenden ser el tesorero o el CFO y roban fondos de la empresa a través de solicitudes de correo electrónico falsas.

Si bien fintech está en la mente de todos los que trabajan en tesorería y finanzas, solo el 34 por ciento de los encuestados dijo que anticipa el uso de proveedores no tradicionales, entre los que se incluyen las empresas de inicio de tecnología fintech. Queda por verse si los profesionales de tesorería y finanzas están esperando pacientemente por más pruebas de la aplicabilidad y rentabilidad de fintech o si simplemente están siendo tercos.

El personal es estático

Los principales riesgos identificados no están saliendo de la nada. Y los profesionales de tesorería y finanzas no consideran estos riesgos tan graves que se necesita más personal a tiempo completo para combatirlos. Se prevé que los niveles de personal del departamento de tesorería se mantendrán prácticamente sin cambios durante los próximos tres años. El nivel medio de personal es de seis empleados de tesorería a tiempo completo. En tres años, se espera que la mediana permanezca sin cambios en seis, mientras que los FTE de tesorería promedio aumentarán a 15.59 desde 14.75.

Pero debido a que estos riesgos no se originan y no se pueden administrar únicamente en su departamento, los profesionales de tesorería y finanzas necesitan convertirse en socios comerciales sólidos para la administración y las unidades de negocios más que nunca.

Sus habilidades deberán evolucionar para abordar estos riesgos e incorporar nuevas tecnologías para que sigan siendo relevantes y eficaces en el futuro.