We're sorry but your browser is not supported by Marsh.com

For the best experience, please upgrade to a supported browser:

X

El riesgo en contexto

El impacto del riesgo político en los seguros en Chile y Latinoamérica

Por Rob Gummer Lunes, 28 Junio 2021

Las organizaciones en Chile continúan enfrentando dificultades para obtener cobertura de seguro de huelga, disturbios y conmoción civil (HDCC) de sus aseguradoras “a todo riesgo”, una tendencia que tiene el potencial de extenderse a otros países de Latinoamérica.

Después de más de un año de medidas de distancia social para ayudar a detener la propagación de la pandemia de la Covid-19, el aumento de la disponibilidad de vacunas está brindando esperanzas de un regreso a la normalidad en muchos lugares, incluso mientras otros continúan viendo un aumento de casos. Pero a medida que los países finalmente levanten las restricciones, la actividad de protesta, que se estancó en gran medida durante la pandemia, podría aumentar.

Las protestas, cuando conducen a disturbios y otros actos violentos, pueden amenazar la seguridad de las personas, las operaciones comerciales y los activos de las organizaciones, según el tamaño, la duración, la ubicación y la violencia potencial de los eventos. Las empresas pueden comprar productos de transferencia de riesgos para mitigar los impactos; sin embargo, la preocupación por la actividad de protesta surge debido a que muchos operadores en Chile ya excluyen la cobertura HDCC de sus pólizas de “todo riesgo”.

Las exclusiones recientes fueron principalmente una reacción a las manifestaciones y disturbios generalizados en este país sudamericano en los últimos dos años. El riesgo político en Chile, que generalmente se considera que tiene un entorno político estable, aumentó en 2020, según el Mapa de Riesgo Político 2021 de Marsh Specialty.

Si la actividad de protesta aumenta en otras partes de América Latina, los desafíos para asegurar la cobertura de HDCC podrían generalizarse.

Asegurar la cobertura se vuelve más difícil

Desde minoristas hasta empresas de construcción, las empresas en Chile se han visto afectadas por las exclusiones de la política actual de HDCC. Conscientes de la importancia de los seguros HDCC, un gran número de empresas buscaron cobertura independiente en el mercado de Londres. Sin embargo, la cobertura disponible para las empresas con sede en Chile, especialmente para minoristas en áreas de alto riesgo, así como operadores de infraestructura y empresas con activos vinculados al gobierno, a menudo está restringida, con extensiones que antes eran comunes y ya no están disponibles comercialmente.

Las organizaciones en otros países de la región generalmente pueden asegurar la cobertura de HDCC como parte de su política de todos los riesgos, o de proveedores de HDCC independientes a tasas históricamente comparables. Sin embargo, existe la preocupación de que los desafíos socioeconómicos y sociopolíticos no resueltos puedan aumentar las protestas.

Colombia, por ejemplo, ha visto recientemente a miles salir a las calles para protestar por una propuesta de reforma tributaria. Si tales protestas ocurren en otros lugares, las empresas en otros países latinoamericanos podrían experimentar exclusiones similares a las de Chile, lo que, a su vez, puede aumentar la presión sobre la capacidad independiente.

Las empresas en riesgo deben tomar medidas inmediatas

Las empresas consideradas de alto riesgo, incluidas las que se encuentran en el centro de las ciudades, con bienes de alto beneficio que pueden atraer saqueadores y / o que se consideran partidarios del gobierno, deben revisar la redacción de la cobertura de HDCC, sin importar que sea parte de una política de todos los riesgos o independiente. Una revisión puede, entre otras cosas, ayudar a identificar brechas en la cobertura. Se debe prestar especial atención al lenguaje excluyente, que debe discutirse con su corredor o asesor de seguros.

Además, los asegurados deben comprender los términos y condiciones de la cobertura de HDCC y planificar cómo puede responder a diferentes situaciones, como daños a la propiedad física, pérdida de acceso y atracción, o interrupciones en la cadena de suministro, la reputación o los empleados.

Las empresas que compran cobertura independiente deben trabajar con su corredor para comprender cómo esto complementa su política de todos los riesgos e identificar cualquier brecha de cobertura o áreas grises. Comprender los desafíos ahora puede ayudar a las empresas a tomar medidas para evitar disputas o retrasos en la resolución de reclamaciones si sus propiedades o activos se dañan durante la actividad de protesta.

Este también es un buen momento para que las empresas revisen su apetito por el riesgo general y obtengan una mejor comprensión de su tolerancia al riesgo, ayudándolas a prepararse para las reuniones de renovación. Las consideraciones pueden incluir aumentar las retenciones y redefinir la cobertura, especialmente si existe preocupación por posibles aumentos de precios.

Las organizaciones de América Latina también deben hacer un balance de sus medidas de seguridad física y determinar si deben actualizarse en función de un posible aumento del riesgo.

El Riesgo en Contexto  Terrorism Risk , Political Risk

Relacionado con:  Political Risk

Anterior

Cultura de ciberseguridad empresarial: las vulnerabilidades humanas en las compañías

Por Ángela Cubillos y Ángel del Ángel Miércoles, 30 Junio 2021