Lo sentimos su navegador no puede visualizar Marsh.com

Para una mejor experiencia le sugerimos actualizar su navegador:

X

EL RIESGO EN CONTEXTO

Seguros Paramétricos, un gran aliado ante eventos catastróficos

Por Diego Monsalve Jueves, 06 Septiembre 2018

Seguramente en algún momento ha escuchado hablar de coberturas paramétricas, seguros no tradicionales, o bonos catastróficos, conceptos que pueden ser iguales o similares, pero con importantes características individuales que necesita saber.

 Los seguros paramétricos son también conocidos como seguros no-tradicionales. Estos seguros se ejecutan cuando se cumplen los “parámetros” establecidos en la póliza, y no solo indemniza daños directos a la propiedad sino también a la pérdida económica directa o indirecta.

Existen varias diferencias entre el seguro tradicional de propiedad y los seguros paramétricos. Entre las más destacadas están:

  • No se necesita un daño físico a las propiedades del asegurado
  • Se necesita que se cumplan los parámetros establecidos en el contrato (magnitud del terremoto, velocidad de viento o milímetros de lluvia, entre otros).
  • Aceptación de pérdidas consecuenciales (lucro cesante) sin tener daño físico en tus propiedades.
  • Los parámetros son desarrollados en base a la necesidad del cliente
  • No se aplican deducibles
  • No existe el proceso de ajuste; sin embargo, se necesita un certificado de declaración de Pérdidas.

Tipos y usos de seguros paramétricos

Actualmente, los seguros paramétricos más comunes son para riesgos de catástrofes naturales tales como terremoto, huracán, y exceso de lluvia (también existen seguros paramétricos agrícolas, contra heladas, así como incendios forestales). Este tipo de aseguramiento está tomando mayor relevancia a nivel mundial y proyectamos que continuará creciendo en los próximos años.  En Marsh Latinoamérica hemos cerrado más de 15 transacciones paramétricas en lo que va del 2018.

Estos seguros están diseñados y comercializados como complemento de las pólizas tradicionales de aseguramiento. El uso del mismo es muy diferente y depende de la necesidad de nuestros clientes. Hoy día tenemos pólizas paramétricas que cubren el SIRs (Self Insurance Retention), otras que cubren deducibles de las pólizas tradicionales, otras que reemplazan las coberturas tradicionales, y otras que complementan las mismas. Estas pólizas tienen muy pocas exclusiones (o casi ninguna,) lo que permite la versatilidad de uso de estos seguros.

Cotización

Por otro lado, para el proceso de cotización se requiere información detallada de los activos, tales como ubicación exacta con su latitud y longitud respectiva, tipo de construcción y ocupación, año de construcción, altura, valores por cada uno de los activos, entre otros. Estos datos nos permiten hacer una modelación catastrófica (actualmente, somos el único Broker Retail en LAC que contamos con estas herramientas) que nos permitirá analizar el comportamiento de sus pólizas ante los desastres naturales y así poder diseñar sus pólizas de acuerdo al apetito de riesgo de nuestros clientes.

Adicionalmente, estos seguros toman su tiempo cotizar (dos a tres semanas por los general) ya que el proceso de estructuración y modelación lleva un proceso pues se hace un análisis extensivo de los activos, como también del Hazard (Peligro Natural) del lugar geográfico de las ubicaciones a cotizar.

Francisco Tirado, Country Head de Marsh Puerto Rico, describe a los seguros paramétricos como “una solución comprobada para un prudente manejo del riesgo en un evento catastrófico,  tal como el que vivimos con el huracán María, un evento de categoría cuatro. Su aplicabilidad, tanto para las entidades privadas como para las gubernamentales, brinda un rápido recurso de financiamiento para recuperarse pronto del evento.”

Estas coberturas de seguro paramétrico pueden ser emitidas a través de un contrato de seguro o reaseguro, así como mediante la emisión de un derivado financiero como es un bono catastrófico. En Marsh le damos prioridad a las pólizas de (re)seguros y trabajamos con varios mercados internacionales tanto en Estados Unidos como en  Bermuda y Europa; y cada vez más mercados están teniendo mayor interés en este tipo de soluciones.  

Diego Monsalve