Lo sentimos, pero su navegador no es compatible con Marsh.com

Para una mejor experiencia, actualize por favor a un navegador compatible

X

INVESTIGACIÓN Y BOLETINES

Asegurar que las mujeres prosperen: un imperativo para la industria de la tecnología

 


Por Patricia A. Milligan, Senior Partner, Multi-National Client Group for Mercer/Brink News

El mundo mira al sector tecnológico como una lente a través de la cual ve el futuro. Al tocar casi todos los rincones del mundo, la industria de la tecnología ha cambiado la forma en que el mundo funciona e interactúa. Su capacidad para crear la demanda de los clientes y mantenerse a la vanguardia de la competencia, al tiempo que gestiona la globalización y las exigencias regulatorias, ha atraído a los mejores talentos de la industria.

Desde las ventajas de la oficina a las amenidades del espacio de trabajo, el enfoque de la tecnología para atraer y retener el talento ha sido admirado y emulado por otras industrias.

Sin embargo, a pesar de que las empresas tecnológicas han prestado mucha atención al desarrollo de programas integrales de diversidad e inclusión, aún queda mucho por hacer en la construcción de una fuerza de trabajo diversificada en función del género.

De hecho, el predominio de los hombres en puestos superiores en tecnología es sintomático de cuestiones más amplias dentro de la industria. Los criterios demasiado estrictos para el progreso, los modelos anticuados de liderazgo, las limitadas prácticas de trabajo flexible y los sesgos en la gestión del talento contribuyen a la falta de diversidad.

Según al reciente estudio de Mercer “Cuando las Mujeres Prosperan – Perspectiva de la Industria de la Tecnología”, que se centró en 53 empresas de TI o de alta tecnología entre 583 empresas encuestadas en 42 países, incluyendo datos sobre 3,2 millones de empleados, las mujeres representan sólo el 18% de los ejecutivos de la empresa de tecnología media, y constituyen sólo el 34% de la fuerza de trabajo de la industria. Eso es más del 10% menos que la representación femenina en la fuerza laboral global.

Y mientras se proyecta que la empresa tecnológica promedio crezca la representación de las mujeres en roles ejecutivos de 18% a 40% durante la próxima década, dada la tendencia positiva en las tasas de promoción y retención, se proyecta que la representación femenina en un nivel profesional y superior disminuya del 34% al 31%, dado el bajo porcentaje de contratación y promoción en el pipeline de talento.

Para cualquier industria, moverse hacia atrás en términos de diversidad de género no debería ser una opción, especialmente no para una industria que alimenta gran parte de la innovación y los avances de lo que se conoce como la Cuarta Revolución Industrial. Se espera que el advenimiento de la robótica, la inteligencia artificial y otros avances tecnológicos transformen los mercados laborales y desplacen significativamente los puestos de trabajo. El informe “El Futuro del Empleo” del Foro Económico Mundial estima que entre 2015 y 2020, el 35% de las habilidades básicas de trabajo cambiará, mientras que algunos empleos desaparecerán por completo y se crearán nuevos puestos de trabajo. Desafortunadamente, esta interrupción, en lugar de ayudar a las mujeres, es probable que interrumpa aún más el progreso hacia la igualdad de género.

Una mano de obra diversa ofrece innovación de productos alineados con las necesidades de diversos clientes; imagen de marca positiva; y conocimientos y experiencias únicas. La mayor representación femenina en el lugar de trabajo también está relacionada con un mejor desempeño financiero; mayor retorno sobre las ventas, capital y capital invertido; mayores resultados de operación; y un mejor crecimiento del stock. Un estudio reciente de Intel concluyó que cerrar la brecha de liderazgo femenino de la industria de tecnología global podría agregar entre 0,5-0,6% al PIB mundial. Eso equivale a un aumento de $430 a $530 billones de dólares en la productividad global.

No sólo la industria de la tecnología está rezagada en la diversidad de género, sino que también se enfrenta a un escrutinio público enorme y la demanda de mejora en el logro de los objetivos de diversidad de género. Muchos líderes, miembros de la junta directiva e inversionistas dentro del sector tecnológico han hablado apasionadamente sobre el desafío de género. En general, estos líderes señalan el valor de la diversidad en la conducción de la innovación de productos, la participación proactiva de las mujeres para unirse al sector, y la importancia de compensar a las mujeres por igual.

Este nivel de compromiso de los CEOs, combinado con una reputación de innovación y agilidad, posiciona de manera única a la industria de tecnología para liderar el camino en el desarrollo y aprovechar plenamente una fuerza de trabajo diversa. Dado que el crecimiento de las empresas de tecnología depende de servir a mercados y clientes cada vez más diversos, el sector no puede permitirse el lujo de ignorar que las mujeres representan el 85% de todas las compras de los consumidores, comprando completamente dos tercios de las computadoras personales, mientras que más del 90% de las mujeres adultas jóvenes están implicadas en las compras de aparatos electrodomésticos. Sin embargo, el 76% de las mujeres se pregunta si la mayoría de las empresas de tecnología entienden sus necesidades.

¿Dónde deben, entonces, enfocarse las organizaciones tecnológicas para lograr mejoras sostenibles? Aquí están nuestras recomendaciones, basadas en la investigación de Mercer “Cuando las Mujeres Prosperan”:

- Involucrar a líderes, gerentes y hombres
- Gestionar activamente programas de trabajo flexibles
- Enfocarse en el pipeline de talento y en las trayectorias profesionales
- Revisión de los procesos de rumbo potencial
- Desarrollo de una estrategia integral para abordar las necesidades únicas de las mujeres

Para romper la inercia y adelantar a las mujeres, las organizaciones tecnológicas deben alinearse sobre por qué la diversidad de género es crítica para su negocio, diagnosticar lo que está ayudando y lo que está obstaculizando sus esfuerzos, comprometer a sus partes interesadas a defender el progreso y tomar medidas para asegurar que las prácticas correctas y los procesos están funcionando para apoyar a sus empleados femeninos. La cuestión es urgente y el momento de tomar medidas es ahora.

Haga clic aquí para más noticias de BrinkNews (contenido en inglés)