Lo sentimos, pero su navegador no es compatible con Marsh.com

Para una mejor experiencia, actualize por favor a un navegador compatible

X

Blog: El riesgo en contexto

4 consejos para prepararse para la temporada de huracanes

Por Duncan Ellis Martes, 06 Junio 2017

Los meteorólogos de la Universidad Estatal de Colorado anticipan un nivel de actividad promedio en la temporada de huracanes de 2017, que comenzó ahora en junio. Mientras tanto, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica espera una actividad ligeramente superior a la media. Aun así, solo se necesita un huracán o tormenta tropical para causar daño significativo a su organización.

Al igual que cualquier crisis potencial, la clave para prepararse para un huracán o una tormenta tropical es comprender los riesgos e impactos potenciales para su organización, junto con la planificación, la capacitación y la práctica. Aquí hay cuatro temas que debe considerar para que su organización esté preparada para esta temporada.

1.Entienda su cobertura de seguro

Los huracanes pueden ser complejos, trayendo lluvia extensa, viento e inundaciones. Cada tormenta causará su propio daño único y traerá consigo preguntas sobre la cobertura de la póliza de daños a la propiedad. Antes de que llegue una tormenta, asegúrese de entender las definiciones clave, los sublímites para inundaciones y otras áreas de cobertura, y otros términos de su póliza. Y establecer un marco y protocolos para presentar una reclamación después de la tormenta pasa.

2. Conozca su propiedad

De los registros de la tierra en la alcaldía a los recibos de las mejoras realizadas a lo largo de los años y cualquier documentación visual, verificar la condición de su propiedad antes de una tormenta es fundamental para la indemnización adecuada. Con ese fin, una serie de herramientas de inteligencia visual están ahora disponibles para los gestores de riesgos. Las imágenes aéreas de satélites, aviones no tripulados y helicópteros pueden ofrecer a los suscriptores y ajustadores una imagen más completa del valor de su propiedad y de los riesgos que pudieran no verse fácilmente. Tenga en cuenta que el uso de aviones no tripulados y las tecnologías aéreas en su propiedad podría plantear riesgos adicionales, por lo que debe tener cuidado cuando llame a expertos externos si es que los necesita.

3. Revise su cadena de suministro

Además de los daños directos, una tormenta podría afectar a sus proveedores o infraestructura crítica, incluyendo carreteras, aeropuertos, ferrocarriles y puertos marítimos. Es importante conocer las ubicaciones específicas de sus proveedores - y los proveedores de ellos - para que pueda garantizar mejor la continuidad del negocio. Antes de que ocurra una tormenta, usted debe pensar en proveedores alternativos y métodos de envío que pueden prevenir o limitar las interrupciones a su cadena de suministro.

4. Ayude a su gente

Si su negocio es afectado por una tormenta, es casi seguro que sus empleados y sus familias también lo serán. Antes de que llegue una tormenta, debe concentrarse en ayudar a los empleados a prepararse y asegurarse de que no corran peligro. Durante y después de una tormenta, manténgase conectado con ellos y esté listo para apoyar con ayuda humanitaria.

Si bien no puede controlar el clima, puede administrar su preparación para el riesgo, la resiliencia y la respuesta posterior al evento. Utilice estas directrices para ayudar a su organización y a la gente a estar seguros y volver rápidamente a las operaciones comerciales normales.