Lo sentimos, pero su navegador no es compatible con Marsh.com

Para una mejor experiencia, actualize por favor a un navegador compatible

X

Blog: El riesgo en contexto

Coronavirus: 10 formas de mantener a los empleados cómodos mientras trabajan desde casa

Posted by Jeffrey Smagacz Miércoles, 18 Marzo 2020

La pandemia del COVID-19 en rápida evolución ha llevado a los gobiernos y las empresas a tomar medidas extraordinarias para ayudar a frenar la propagación del virus y mantener a las personas seguras. A partir de esta semana, muchas empresas en los países afectados han ordenado que sus empleados trabajen desde el hogar, en algunos casos por un período de dos semanas, y en otros por  más tiempo. Por otro lado, millones de trabajadores a quienes aún no se les ha ordenado hacerlo están teletrabajando de manera similar por necesidad, para cuidar a sus hijos en medio del cierre generalizado de escuelas o familiares enfermos.

Sin embargo, muchos de estos empleados nunca han trabajado desde casa, e incluso si lo han hecho, no lo han hecho durante largos períodos de tiempo, ni han tenido que equilibrar los requisitos de trabajo con los posibles deberes familiares. Pero algunos pequeños cambios en los entornos de trabajo a domicilio de los empleados pueden ayudar a crear experiencias de teletrabajo más cómodas, seguras y productivas.

Ya sea que trabaje desde su hogar por turnos o a tiempo completo durante la pandemia de coronavirus, los empleadores deben compartir con sus empleados estas 10 mejores prácticas:

  1. Use una silla resistente que se pueda ajustar. Abstenerse de sentarse en sofás y sillas muy suaves, ya que no sostienen el cuerpo de manera uniforme durante una sesión prolongada.
  2. Ajuste la altura del asiento, de modo que sus antebrazos estén paralelos al piso cuando escriba.
  3. Coloque una almohada pequeña detrás de su espalda baja mientras está sentado para mantener la curva natural de su columna vertebral.
  4. Use un mouse externo y coloque objetos, como su teléfono, mouse y materiales impresos, cerca de su cuerpo para minimizar el alcance.
  5. Coloque sus pies completamente en el piso.
  6. Alterne entre sentarse y pararse durante el día (aproximadamente cada hora) para reducir el estrés excesivo en la parte baja de la espalda y las piernas mientras está sentado.
  7. Tome pequeños descansos (aproximadamente dos minutos de duración) cada hora para estirar y mover su cuerpo.
  8. Tenga cuidado de no sobrecargar los enchufes eléctricos para evitar el riesgo de incendio.
  9. Tenga en cuenta sus extensiones / cables de alimentación para minimizar los riesgos de tropiezos.
  10. Mantenga su computadora portátil y equipo en un lugar seguro después de finalizar su turno, para protegerla contra daños o robos.

Además de compartir estas mejores prácticas, los empleadores deberían considerar crear tutoriales en video y proporcionar acceso a líneas de ayuda para ayudar con la configuración del entorno de trabajo a domicilio y para abordar profesionalmente cualquier problema de incomodidad física.

Los gerentes también deben verificar periódicamente el bienestar de sus empleados, ya sea durante las reuniones del equipo o de forma individual. Ahora, más que nunca, los empleados necesitan su apoyo y orientación.

Con o sin pandemia del COVID-19, trabajar desde casa se está volviendo más común, y para muchos empleadores y empleados es un cambio significativo. Si bien el teletrabajo probablemente será la norma durante las próximas semanas, los empleadores deben ser pacientes consigo mismos y con sus empleados mientras navegan por este nuevo mundo laboral.

Relacionado con:  Pandemic , Employee Health & Benefits

Jeffrey  Smagacz

Senior Vice President, Global Ergonomist, Marsh