Infraestructura

El éxito de las empresas en el desarrollo y mantenimiento de infraestructuras depende de la preservación del valor de los activos mediante la reducción de los riesgos y el uso efectivo del capital.

El desarrollo de infraestructuras es un potente motor en la economía mundial actual, que implica una inversión de cientos de miles de millones de dólares cada año en reparar, sustituir y construir nuevas capacidades para el transporte, la energía, los servicios públicos, la alimentación, los puertos y los terminales, y la infraestructura social. Los gobiernos miran hacia el sector privado para obtener ayuda con la financiación de proyectos, mientras que otros representantes del sector (promotores, contratistas, bancos, empresas de contabilidad y bufetes de abogados, y consultores, entre otros) desempeñan un importante papel en el ciclo de vida de la infraestructura.

Las partes interesadas del proyecto de infraestructura pueden tener diferentes motivaciones. Sus retos y perfiles de riesgo cambian a lo largo del ciclo de vida de un proyecto, desde las fases de licitación hasta las de preconstrucción, construcción, operación y gestión continua.

Con más de 25 años de experiencia especializada, nuestro equipo se encuentra en una posición ideal para ayudarle a tomar decisiones sobre riesgos y seguros. Nuestros especialistas comprenden las diferentes tolerancias al riesgo del sector público, los inversores en capital, los prestamistas y el sector de la construcción.

Durante la financiación, proporcionamos estrategias y soluciones que reducen la volatilidad de las iniciativas de infraestructura y consiguen que los proyectos sean financiables. Mediante la planificación, el diseño, la construcción y las operaciones, proporcionamos perspectivas y estrategias eficaces de mitigación de riesgos y gestión de activos que abordan los riesgos cambiantes a lo largo de las fases de los proyectos.

Nuestro equipo global puede ayudarle a preservar el valor final de los activos, reducir la volatilidad del flujo de ingresos y gestionar los riesgos inherentes para que pueda redistribuir su capital de forma eficaz.

Preguntas frecuentes generales

Cualquier empresa o entidad que invierta activamente en un proyecto de infraestructura, así como otras partes interesadas clave del proyecto, debe considerar un seguro para proteger adecuadamente sus intereses y gestionar sus riesgos a lo largo del ciclo de vida del proyecto. El tamaño y el tipo de proyecto pueden limitar su capacidad para cumplir los requisitos contractuales de los seguros. Por eso es importante contratar a un asesor de seguros y riesgos con antelación que le ayude a negociar dichos requisitos y adaptar las soluciones de seguros para minimizar el impacto potencial de los riesgos del proyecto.

Además, las estrategias de mitigación de riesgos a lo largo de cada etapa del ciclo de vida del proyecto proporcionan un apoyo esencial mediante la identificación y gestión de posibles problemas para todas las partes interesadas. El riesgo surge desde las fases de planificación y diseño hasta la construcción física y la implementación de la infraestructura, por lo que es importante proporcionar una red de protección que garantice que no haya problemas para completar el proyecto.

Por lo general, este tipo de seguros sirve para proteger a las partes interesadas del proyecto frente a los riesgos derivados de los puntos débiles más comunes en el desarrollo de la infraestructura.

Siempre se requiere cobertura de riesgo de responsabilidad de terceros, ya que, por su propia naturaleza, la mayoría de los proyectos de infraestructura estarán expuestos al público. Además, el seguro normalmente cubre aspectos del riesgo asociados con las pérdidas de un proyecto, ya sea debido a una amenaza natural, como una inundación o un vendaval, o como resultado de daños causados por contratistas o el público general.

En el caso de desarrollos de infraestructuras que impliquen financiación privada, la cobertura del seguro también se extendería al riesgo financiero, debido a factores como el retraso en la finalización de un proyecto (a causa de daños físicos) o errores y omisiones en los servicios profesionales relacionados con el diseño.

Se han desarrollado soluciones de seguros innovadoras para cubrir una amplia gama de riesgos, desde las lluvias y la variación de la temperatura (seguro meteorológico) hasta la cobertura por incumplimiento por parte de los subcontratistas. Dado que existe una gran variación en la asignación de riesgos a un proyecto determinado, es importante consultar a un asesor de riesgos, como Marsh, para gestionar sus exposiciones a riesgos específicas.

Los grandes proyectos de infraestructura, aunque inmensamente valiosos para la sociedad a largo plazo, se han ganado una sólida reputación de volverse problemáticos. Los retrasos debidos a acontecimientos imprevistos, como los problemas en la cadena de suministro, los prolongados periodos de inclemencias meteorológicas, las disputas laborales y el desacuerdo de las partes interesadas en las decisiones de proyectos importantes pueden acabar costando mucho dinero a los contribuyentes y a los inversores privados.

Aunque algunos de estos riesgos no se pueden abordar por adelantado, como el desacuerdo de las partes interesadas, otros pueden mitigarse mediante la planificación de la gestión de riesgos. Los asesores de gestión de riesgos pueden ayudar a las empresas de infraestructuras a elaborar estrategias por adelantado para protegerse frente a problemas comunes, al tiempo que proporcionan apoyo con los siniestros y la recuperación, en caso de que se produzcan.

Nuestros especialistas

Image placeholder

Ángel Casado

Director de Risk Management

  • Spain