Propiedad inmobiliaria

Los propietarios, los operadores, los gestores y los promotores del sector inmobiliario deben ser competitivos en el cambiante mundo de la propiedad inmobiliaria. Las soluciones de gestión de riesgos de Marsh son un sistema de apoyo ideal para empresas con visión estratégica.

La forma de vida de las personas, cómo trabajan, juegan e interactúan ha cambiado drásticamente debido a la pandemia causada por la COVID-19 y es posible que siga cambiando. Para poder prosperar, los propietarios, los operadores, los gestores y los promotores del sector de bienes raíces tendrán que adaptarse y centrarse en las implicaciones a largo plazo de estos cambios, lo que incluye la evolución del cambio climático y los riesgos tecnológicos.

Tanto si su empresa debe asumir nuevas responsabilidades medioambientales, hacer frente a requisitos de prestamistas más exigentes o evaluar alternativas en la financiación de riesgos, puede beneficiarse del asesoramiento y la orientación de los asesores de gestión de riesgos que cuentan con un profundo conocimiento del sector.

Las empresas de bienes raíces deberían encontrar formas de volverse más resilientes a los riesgos futuros. En Marsh, ponemos a su disposición la experiencia de todos nuestros especialistas para ayudarle a encontrar los enfoques adecuados para sus retos específicos, sin importar el lugar.

Preguntas frecuentes generales

Algunos riesgos a los que se enfrentan los profesionales del sector inmobiliario están presentes en todo el mundo, aunque en distintos grados. Entre estos riesgos se incluyen: las fluctuaciones de valor vinculadas a las condiciones macroeconómicas impredecibles, los desastres naturales, las catástrofes provocadas por el ser humano y los daños materiales que tienen lugar de forma repentina o gradual.

Otros riesgos, como los conflictos sociopolíticos, el terrorismo y la inestabilidad económica, son más comunes en ciertos mercados que en otros, entre los que se encuentran varios países de las regiones de Asia, Pacífico, Oriente Medio y América del Sur.

Algunas áreas de riesgo de mercado son propias de sectores concretos del mercado inmobiliario, más que de las regiones geográficas. Por ejemplo, los riesgos de entrar en el mercado de arrendamiento de espacios de oficinas comerciales, dada la creciente tendencia a trabajar desde casa, difieren de los riesgos de los espacios logísticos para terceros, cuya demanda es actualmente bastante elevada. Los inversores deben ser meticulosos en la consideración del riesgo.

Probalemente, para las propiedades que posee o las que pretende adquirir, querrá una protección que vaya más allá de los estándares básicos (por ejemplo, disposiciones para incendios, tormentas de granizo, tornados, daños causados por el viento, vandalismo y robo de activos comerciales no líquidos) y que contemple circunstancias extraordinarias:

  • Fenómenos meteorológicos extremos (por ejemplo, inundaciones, terremotos, huracanes y corrimientos de tierra o flujos de lodo)
  • Robo de efectivo
  • Pérdida de ingresos por alquiler
  • Terrorismo
  • Delitos financieros
  • Riesgos políticos

De manera similar, una política de responsabilidad general, como su propio nombre indica, puede ser amplia; sin embargo, puede no ser suficiente para proteger los intereses de la propiedad por completo. Las disposiciones sobre las obligaciones adicionales que debe considerar incluyen:

  • Directivos y administradores
  • Errores y omisiones
  • Daños medioambientales
  • Lesiones (a usted y a sus empleados)

La respuesta a esta pregunta depende en gran medida de cuánto tiempo cree que mantendrá las propiedades que usted y su promotora están diseñando y construyendo.

Por ejemplo, si su plan es vender edificios comerciales tan pronto como sea posible, probablemente la responsabilidad de ciertas cláusulas de propiedad y de accidentes recaiga sobre los compradores antes que en usted. Por el contrario, a diferencia de los compradores, usted necesitaría una cobertura completa contra riesgos del constructor, que responda ante los contratiempos que puedan surgir durante los trabajos de construcción.

En otro orden de ideas, si desarrolla propiedades inmobiliarias para su propio uso comercial, es interesante protegerlas con seguros de gran envergadura, en consonancia con los riesgos a los que sus propiedades se enfrentarán.

El riesgo es inevitable en el mercado inmobiliario. Aunque la mayoría de los promotores o inversores de propiedades residenciales o comerciales suelen ser conscientes del riesgo, es fácil perder de vista los riesgos específicos y que le pillen por sorpresa, sin un plan de contingencia crucial o una red de seguridad, cuando realmente hacen falta.

Trabajar con los expertos de Marsh le ayudará a prepararse de forma más eficaz frente a los riesgos previsibles y aquellos que no lo son. Nuestro equipo de propiedades inmobiliarias cuenta con una amplia experiencia y una perspectiva verdaderamente global. Estamos listos para ayudarle a encontrar una solución de gestión de riesgos optimizada y personalizada.

Nuestros especialistas

Image placeholder

Elvira Lacalle

Directora de Multinational Client Services

  • Spain