Mapa de Riesgo Político 2021: La recuperación tras la pandemia agrava los riesgos

Tras aumentar el riesgo económico en 2020, la pandemia de la COVID-19 continuará siendo un desafío en cierne mientras la economía mundial intenta recuperarse en 2021.

La COVID-19 ha aumentado la brecha entre ricos y pobres, provocando que algunos países retrocedan décadas en sus esfuerzos por reducir la pobreza. La seguridad alimentaria, el acceso al agua y los costes energéticos siguen siendo presiones críticas que pueden dar lugar a un creciente auge nacionalista y a disturbios civiles. La desigualdad social, por su parte, será un factor determinante en las plataformas electorales, especialmente en los países de ingresos medios y bajos.

Con este telón de fondo, muchos gobiernos han implementado políticas fiscales y monetarias para impulsar la recuperación. El Mapa de Riesgo Político 2021 de Marsh Specialty muestra en todas las regiones los mayores aumentos del riesgo económico de un país jamás vistos, impulsados por el aumento del gasto deficitario, que se suma a los riesgos de crédito soberano y comercial en las economías menos desarrolladas. Los temas clave incluyen:

  • Desigualdad de crecimiento entre países ricos y pobres.
  • Aumento continuo de los riesgos económicos en todos los países, con un impacto adicional del riesgo de crédito soberano, del riesgo de tipo de cambio y del riesgo comercial.
  • Aumento del auge nacionalista y su impacto en los recursos estratégicos, incluidos la energía, los alimentos, la tecnología y el agua u otros suministros para sectores nacionales clave.

Nuestro análisis proyecta una creciente disparidad entre las economías emergentes y de los países industrializados. Las tensiones de la financiación pública para los mercados emergentes serán consecuencia del aumento del endeudamiento soberano y pueden generar condiciones desfavorables para las empresas nacionales y extranjeras. 

  • High risk
  • 8.1-10.0
  • 6.1-8.0
  • 4.1-6.0
  • 2.1-4.0
  • < 2.1
  • Low risk
  • No Data

 

Es muy probable que la pronta salida de China de la pandemia, en combinación con las medidas de estímulo sin precedentes adoptadas por la Unión Europea y Estados Unidos, generen un impulso económico a corto plazo. Este efecto debería beneficiar a ciertos países, incluidos los exportadores de petróleo, pero el impacto puede ser transitorio y solo retrasará el ajuste de cuentas para problemas como las desigualdades sociales, la deuda insostenible y la transición ecológica del sector energético.

El auge nacionalista va en aumento a medida que los gobiernos luchan por los recursos estratégicos. Ya sea en forma de recursos minerales, vacunas y otros medicamentos, cadenas de suministro seguras, tecnologías avanzadas o rutas comerciales, todos estos recursos son esenciales para la recuperación económica y la competencia en el plano político en un mundo cada vez más polarizado.

La respuesta global a la pandemia añade una nueva arma al arsenal político de las potencias competidoras: la diplomacia de las vacunas. Los países que ansían el poder ofrecen el acceso a las vacunas como moneda de cambio con sus aliados y socios comerciales. Mientras que las respuestas ante la COVID-19 disimularon las tensiones geopolíticas de 2020 latentes durante largo tiempo, esas antiguas tensiones resurgirán a medida que la pandemia se controle y los Gobiernos relajen los confinamientos, eliminando las restricciones que impedían un conflicto interestatal abierto. 

Nuestro Mapa de Riesgo Político 2021 se basa en datos de la plataforma World Risk Review de Marsh Specialty. La plataforma de riesgo de cada país proporciona clasificaciones del riesgo para 197 países a través de nueve indicadores relacionados con la seguridad, el comercio y las inversiones. Las clasificaciones se actualizan mensualmente y oscilan en una escala de 0,1 a 10, donde 10 representa el mayor riesgo y 0,1 el menor. Los clientes de Marsh Specialty tienen acceso a la plataforma World Risk Review; para obtener información, póngase en contacto con su representante de Marsh Specialty. Los nueve riesgos rastreados en la plataforma World Risk Review son:

  • Riesgo de rechazo de acuerdos contractuales.
  • Riesgo económico del país.
  • Riesgo de no convertibilidad y transferencia de la divisa.
  • Riesgo de expropiación.
  • Riesgo jurídico y regulatorio.
  • Riesgo de crédito soberano.
  • Riesgos de huelgas, disturbios y conmoción civil.
  • Riesgo de terrorismo.
  • Riesgo de guerra y guerra civil.

El Mapa de Riesgo Político de Marsh Specialty destaca el riesgo por región y traza un perfil de nueve países en función de los riesgos señalados anteriormente. Aunque la pandemia ha intensificado la perspectiva de riesgo, siguen existiendo oportunidades para las entidades corporativas, los financieros y los inversores. Las soluciones de crédito y riesgo político respaldadas por seguros pueden ayudar a garantizar el comercio y el capital de inversión, desbloquear la liquidez y permitir el crecimiento que impulsará y sostendrá la recuperación.

Existen una variedad de herramientas para gestionar el riesgo político y de crédito, que proceden tanto de fuentes públicas como privadas. Además de las agencias de crédito a la exportación y las organizaciones multilaterales respaldadas por el Gobierno, se ha desarrollado un sólido mercado privado de seguro de riesgo político para ayudar a los inversores y a las empresas a capear las crisis políticas y económicas. Las soluciones para protegerse contra los riesgos de impago, mejorar la resiliencia de la cadena de suministro, y proteger a las personas y a los activos en varios países pueden implicar a programas públicos, seguros privados o una combinación de ambos.

 

El Mapa de Riesgo Político de Marsh Specialty destaca el riesgo por región y traza un perfil de nueve países en función de los riesgos señalados anteriormente. Aunque la pandemia ha intensificado la perspectiva de riesgo, siguen existiendo oportunidades para las entidades corporativas, los financieros y los inversores. Las soluciones de crédito y riesgo político respaldadas por seguros pueden ayudar a garantizar el comercio y el capital de inversión, desbloquear la liquidez y permitir el crecimiento que impulsará y sostendrá la recuperación.

Existen una variedad de herramientas para gestionar el riesgo político y de crédito, que proceden tanto de fuentes públicas como privadas. Además de las agencias de crédito a la exportación y las organizaciones multilaterales respaldadas por el Gobierno, se ha desarrollado un sólido mercado privado de seguro de riesgo político para ayudar a los inversores y a las empresas a capear las crisis políticas y económicas. Las soluciones para protegerse contra los riesgos de impago, mejorar la resiliencia de la cadena de suministro, y proteger a las personas y a los activos en varios países pueden implicar a programas públicos, seguros privados o una combinación de ambos.

Panoramas Regionales

Americas

Asia-Pacific

Europe

Middle East and North Africa

Sub-Saharan Africa

 

Gestión de riesgos políticos y crediticios

A medida que el mundo se recupera de los efectos de COVID -19, esperamos que los problemas de la desigualdad social, el riesgo económico del país y el nacionalismo de los recursos estratégicos ocupen un lugar central para influir en la toma de decisiones políticas. El Mapa de Riesgo Político de este año destaca muchas de estas áreas de mayor riesgo, que la pandemia de COVID-19 ha intensificado.

Aun así, quedan muchas oportunidades para las entidades corporativas, los financieros y los inversores. Las soluciones crediticias y de riesgo político respaldadas por seguros pueden ayudar a asegurar el capital comercial y de inversión, desbloquear la liquidez y permitir un crecimiento que impulsará y sostendrá la recuperación de COVID-19.

Los beneficios potenciales del riesgo político, el seguro de crédito y las soluciones de fianza incluyen:

  • Resiliencia de la cadena de suministro. La cobertura de crédito comercial puede fortalecer las cadenas de suministro globales, ayudando a los proveedores clave a través de mejores condiciones de pago.
  • Optimización del circulante y mejora de ratios financieros clave. El seguro de crédito comercial puede apoyar los programas de compra de cuentas por cobrar, mejorando la liquidez en tiempos económicos difíciles.
  • Reemplazo de garantías para clientes corporativos. La fianza comercial y bancaria puede reemplazar el efectivo y / o las cartas de crédito utilizadas como garantía, liberando capacidad para financiar el crecimiento.
  • Distribución del riesgo de la cartera bancaria. Las soluciones de riesgo político y crédito comercial pueden ayudar a muchos bancos internacionales a gestionar los riesgos de su cartera y evitar concentraciones de riesgo en determinadas clases y países.
  • Cinturones de seguridad para inversión. El seguro contra riesgos políticos puede garantizar la infraestructura y otras inversiones directas en mercados emergentes volátiles, al tiempo que facilita los préstamos bancarios incluso cuando se rebaja la calificación del crédito soberano.
  • Facilitación de la captación de capital a largo plazo. El seguro de riesgo político y de crédito puede servir como un puente hacia la financiación futura al permitir que los proyectos avancen y que sus inversores logren sus objetivos. Establecer un historial de entrega de valor mientras se mitiga el riesgo puede permitir a los propietarios de proyectos acceder a capital adicional para un crecimiento sostenible.
  • Mitigación del repudio contractual. El seguro de riesgo político puede brindar protección en los contratos de suministro de bienes o servicios para empresas que negocian con entidades gubernamentales o privadas en países emergentes que a menudo están expuestas a una serie de riesgos políticos subyacentes. 

Existe una variedad de herramientas para gestionar el riesgo político y crediticio, tanto de fuentes públicas como privadas. Además de las agencias de crédito a la exportación respaldadas por el gobierno y las organizaciones multilaterales, se ha desarrollado un sólido mercado privado de seguros contra riesgos políticos para ayudar a los inversores y las empresas a superar las crisis políticas y económicas. Las soluciones para proteger contra los riesgos de impago, mejorar la resistencia de la cadena de suministro y proteger a las personas y los activos en varios países pueden involucrar programas públicos, seguros privados o una combinación de ambos.

Los productos de fianzas, riesgos políticos y seguros de crédito están ampliamente disponibles, con amplia capacidad, flexibilidad y períodos de cobertura a largo plazo para satisfacer las necesidades de gestión de riesgos en muchos escenarios. A menudo, dicha protección es fundamental para permitir que prosigan los proyectos de inversión.

Soluciones crediticias y de riesgo político: herramientas para la sostenibilidad

Los pronósticos indican que se espera que aproximadamente 143 millones de personas se vean desplazadas como resultado del cambio climático, lo que desencadenará una crisis de refugiados que continuará presionando a las instituciones políticas. Un sello distintivo del seguro de crédito y riesgo político es su capacidad para ayudar a mantener las inversiones y los objetivos de crecimiento en medio de la incertidumbre. Mirando este tema de manera más amplia, las soluciones crediticias y de riesgo político brindan un apoyo significativo para el desarrollo sostenible que mejora el potencial actual y futuro de los proyectos para satisfacer las necesidades humanas.

Desde el cambio climático hasta la seguridad alimentaria y del agua, pasando por la energía ambientalmente racional, los gobiernos y las empresas de todo el mundo se están centrando en la sostenibilidad en sus operaciones, inversiones y relaciones comerciales. Pero existen riesgos en la transición hacia el desarrollo sostenible y la utilización de recursos. El seguro de riesgo político y de crédito en sí mismo está evolucionando de un método de distribución de riesgo a convertirse en un motor de sostenibilidad.

Marsh Specialty está trabajando con nuestros socios y clientes de compañías de seguros para impulsar un cambio real, con seguros de crédito vinculados a la sostenibilidad (SLCI). Nuestra aspiración es asegurarnos de que los clientes que participan en actividades sostenibles cuenten con el apoyo de aseguradoras de mentalidad similar para hacer crecer su negocio y obtener capital y, por lo tanto, actuar como un acelerador de un cambio positivo.

Con este objetivo, Marsh Specialty está trabajando con las aseguradoras para establecer una clasificación de acuerdos sostenibles, que refleje las credenciales ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) de los clientes, así como una instalación SLCI para proporcionar enfoques positivos y creativos a los desafíos de riesgo de los proyectos de desarrollo sostenible.