Día mundial de la diabetes: Su impacto en América Latina

América Latina se encuentra entre las regiones con la mayor carga relacionada con la diabetes (según The World Bank Organization). Los programas de investigación y tratamiento han aumentado en número y complejidad en los últimos años, pero se centran en la diabetes tipo 2, porque esta afección explica una gran proporción de los casos. 

Tanto la prevalencia como la incidencia de diabetes tipo 1 son más bajas en los países latinoamericanos en comparación con lo informado en Europa, América del Norte, el sur de Asia y el norte de África. 

Para tener un mejor conocimiento en cifras reales, la doctora Avilés-Santa y sus colegas realizaron diversos estudios científicos sobre la prevalencia, las causas, el tratamiento y la prevención de la diabetes en hispanos en los Estados Unidos y América Latina.

En ellos se encontró que el predominio de diabetes varía ampliamente entre los diferentes grupos de herencia hispana, así como entre los diferentes países de América Latina. 

Sorprendentemente, los estudios realizados en los EE. UU informan que casi el 40% de los hispanos con diabetes no han sido diagnosticados formalmente y pueden desconocer su diabetes, lo que significa que corren el riesgo de complicaciones a largo plazo.

El síndrome metabólico, un fuerte predictor de diabetes, merece más atención por parte de los médicos de atención primaria. 

14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes

Durante la última década, la incidencia de diabetes ha crecido en todo el mundo. La misma tendencia ha sido reportada en América Latina. Esta transición epidemiológica es una oportunidad única para identificar interacciones entre factores ambientales que cambian rápidamente en sujetos con diferentes antecedentes genéticos (como las poblaciones latinoamericanas mezcladas). 

Para obtener mayor información sobre esta transición epidemiológica, cada año se celebra el Día Mundial de la Diabetes, tomando como fecha el 14 de noviembre, el cual tiene como objetivo ayudar a los grupos vulnerables de todo el mundo, como los hispanos, a aumentar su acceso a los servicios esenciales de atención y prevención de la diabetes, además de hacer hincapié en los estudios sobre la enfermedad alrededor del mundo.