Marítimo

La incertidumbre generalizada y un entorno cambiante plantean nuevos retos y oportunidades de crecimiento para las finanzas marítimas, la construcción naval, el transporte marítimo, los puertos y las terminales, la carga y la logística.

Los sectores marítimos y logísticos tampoco están exentos de los niveles de incertidumbre mundial actuales sin precedentes. El aumento de las normativas medioambientales y la regulación del sector, sumado a los avances tecnológicos y el uso del Big data, están acelerando la velocidad y la convergencia del riesgo. Los riesgos novedosos e inesperados, como las pandemias, las crisis de la cadena de suministro, las amenazas cibernéticas y los retrasos causados por los contratiempos en todo el mundo se suman a los trastornos a los que se enfrentan las empresas marítimas y logísticas.

Este panorama global cambiante exige una rápida adaptación por parte de los propietarios, los operarios de buques, los administradores de puertos y terminales, y las organizaciones de servicios de carga y logística. Estas empresas también deben enfrentarse a la mordaz reacción de las empresas aseguradoras ante las pérdidas, que está aumentando los precios, reduciendo la cobertura y complicando la resolución de siniestros.

Con la asesoría adecuada, los programas de seguros y las estrategias de mitigación de riesgos, las empresas marítimas y logísticas podrían navegar tranquilamente por el cambiante panorama de riesgos, minimizar así las pérdidas y las responsabilidades, y aprovechar las oportunidades de crecimiento y resiliencia de cara al futuro.

Contamos con la escala, el alcance y la presencia en el mercado necesarios para resolver prácticamente cualquier riesgo al que se enfrente su empresa.

Our expertise

Artículos relacionados

650+

650 profesionales del sector marítimo

29

países con asesoramiento local de Marsh

4700

millones de dólares en prima en 2020

Preguntas frecuentes

Las pérdidas o daños a bienes en propiedad, o sobre los cuales la persona asegurada tiene responsabilidad en el momento en que se produce el daño o la pérdida, se considera la principal (y más evidente) área de exposición al riesgo. Los riesgos de incendio, de explosión o los "peligros del mar", como el riesgo de encallar, de varar, de hundirse o de volcar; se consideran riesgos de gran magnitud para los buques. En algunos lugares, las guerras, las huelgas, la piratería o los daños causados por el hielo también plantean riesgos. En el caso de las mercancías que se envían por mar, existen ciertas situaciones muy habituales que pueden suponer riesgos adicionales, como pueden ser daños por transporte o humedad, robo o entregas incompletas. Además de las pérdidas físicas, las responsabilidades contraídas durante las operaciones marítimas constituyen una exposición de riesgo importante.

A medida que las economías se recuperan de las restricciones de la pandemia, la salud del personal portuario y de las tripulaciones sigue siendo un gran reto. Es cierto que las nuevas formas de trabajo, las nuevas tecnologías y la digitalización presentan nuevos retos, pero también traen consigo nuevas oportunidades. Otras cuestiones importantes que no debemos ignorar son la congestión y las regulaciones ambientales.

En términos generales, el seguro de carga ofrece protección contra pérdidas o daños accidentales mientras los bienes se encuentran en tránsito. Sin embargo, puede ampliarse para cubrir también las mercancías almacenadas de forma temporal, durante su circulación a lo largo de la cadena de suministro. Normalmente, el seguro de carga también ofrece una cobertura adicional para cualquier gasto por avería gruesa o de salvamento que el propietario de la carga esté obligado a pagar.

El aumento de la demanda de velocidad y de datos, la disminución de los ingresos, los retrasos en el puerto, las acumulaciones de carga, las crisis sanitarias en los buques y en los puertos y los cambios en los patrones comerciales debidos a las precauciones sanitarias mundiales se han visto exacerbados por la pandemia

El bienestar físico y mental de los marineros es, ahora más que nunca, una de las prioridades principales de la comunidad marítima. Recientemente se ha publicado la Declaración de Neptuno, que tiene por objeto proteger y promover la seguridad y el bienestar de los marineros. Muchos marineros quedaron varados en buques mucho más allá de la fecha establecida en su contrato de trabajo, lo que condujo a un profundo riesgo para su seguridad y su bienestar emocional. Marsh, junto con más de 800 organizaciones, ha firmado la Declaración de Neptuno y, al hacerlo, se compromete a mejorar las condiciones de estos trabajadores esenciales.