¿Te vas de viaje durante las vacaciones? Hablemos de seguros de viaje

Una de las costumbres más comunes dentro de esta época de fiestas es la de organizar viajes familiares en los cuales se pueda disfrutar de las festividades en un ambiente completamente distinto al que se está familiarizado. Ahora, pese a lo común de esta actividad, no es usual que dentro de las familias latinoamericanas se tomen medidas de prevención para garantizar la seguridad durante el tiempo vacacional, planteando la duda: ¿puede esta despreocupación representar un peligro latente para la familia?

Factores clave para la selección y compra de seguros de viaje durante las Navidades

Más allá de la alegría presente durante la época navideña, el mes de diciembre representa desde un punto de vista estadístico, un momento de alto riesgo para la manifestación de accidentes en todo el mundo. Entre las principales razones por las cuales se generan este tipo de accidentes se encuentran el consumo de bebidas alcohólicas y la presencia de formas inseguras de movilización dentro de estas fechas de celebración.

Por lo mismo, es de suma importancia hablar de seguros de viajes y qué factores se deben considerar al momento de seleccionar una póliza que realmente se adapte a los intereses y necesidades de tu persona y de tu núcleo familiar. Usualmente, prevalecen cinco (5) razones para la contratación de un seguro de viaje:

  • Disponer de asistencia médica en el extranjero

  • Recuperar dinero en caso de que se cancele el viaje o pérdida de conexiones

  • Protección ante daños

  • Pérdida o demora en la entrega de equipaje(s)

  • Indemnización ante incidencias fuera del control del asegurado (huelgas, desastres naturales, eventos políticos, etc.)

Considerando lo anterior, articular las preguntas correctas antes de emprender un viaje es clave para la contratación de una póliza, especialmente porque no existe un (1) sólo seguro de viaje que sirva para todo y para todos. Por ejemplo, la cobertura del seguro de viaje que ofrecen algunas tarjetas de crédito, el seguro médico o el paquete vacacional es beneficioso, pero es muy probable es que no sea suficiente, sobre todo en lo referente a asistencia médica en el extranjero en determinados países.

Para comenzar, debemos considerar cuál es el medio de transporte principal que se utilizará durante el viaje -terrestre, marítimo o aéreo- con el fin de perfilar qué tipo de póliza es más efectiva y de prestar especial atención a las garantías de las coberturas por tipo y medio de transporte. Por ejemplo, existen aseguradoras que sólo y únicamente cubren la pérdida del equipaje si el desplazamiento se lleva a cabo en avión, pero no si el transporte es por carretera o ferrocarril. De manera paralela, si el desplazamiento se realizará en carro propio o arrendado, surgen algunas preguntas clave en caso de una avería mecánica o un accidente:

  • ¿El seguro cubre asistencia vial y una grúa?

  • ¿El seguro ofrece un vehículo de sustitución?

  • ¿El seguro asiste con el traslado y búsqueda de alojamiento para los viajeros?

Sumado a lo anterior, a la hora de seleccionar una póliza y la cobertura de la misma, también se deben considerar otros factores de riesgo característicos del viaje que se pretender realizar: deportes extremos, senderismo, cicloturismo, buceo, entre otras actividades.

Finalmente, la cobertura de gastos médicos es imprescindible para viajes internacionales. Como es consabido, el tener un seguro privado en tu país de residencia no significa en lo absoluto que esa cobertura se extienda a otros países. Incluso, hay países que no permiten la entrada si no se presenta evidencia de la contratación de un seguro médico internacional válido en susodicho país como destino final. Al momento de comprar el seguro médico internacional debes asegurarte de que el mismo incluya:

  • Alta cobertura en tratamiento médico

  • Evacuación de emergencia y repartición de restos

  • En caso de enfermedades preexistentes, establecer con la aseguradora qué ocurriría en caso de sufrir una recaída, falta de medicamento(s) o si la enfermedad de agrava

  • Evaluar la condiciones de la cobertura en caso de embarazos