Lo sentimos su navegador no puede visualizar Marsh.com

Para una mejor experiencia le sugerimos actualizar su navegador:

X

Blog: El riesgo en contexto

El seguro de autos y la importancia de sus coberturas

Por Guillermo Tham Martes, 24 Octubre 2017

Al momento de contratar una póliza vehicular lo hacemos pensando en proteger nuestro patrimonio, en caso de que suceda algún accidente con el vehículo  que con esfuerzo hemos adquirido. Sabemos el costo de nuestra unidad, sabemos cuál sería la pérdida máxima en caso este se dañara, e incluso nos preocupamos de que, en caso de un siniestro, las coberturas sean las suficientes para reparar o reponer nuestra unidad. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar cuáles serían las consecuencias al ocasionar daños a propiedad ajena, a otros vehículos o, en el peor de los casos, ocasionar lesiones severas a otras personas.

La cobertura de la póliza vehicular que nos protege ante las consecuencias descritas se denomina Responsabilidad Civil Frente a Terceros.  Esta cobertura está destinada a amparar al asegurado frente a reclamos de terceros, que son todos aquellos que no guardan relación directa con el asegurado, y respecto de los cuales se genera la obligación de resarcir daños.

Por ejemplo, desconocemos si en el desarrollo de nuestras actividades, o en el trayecto de nuestra casa al trabajo, podemos tener un choque con un automóvil de US$5,000 o con un auto de lujo que podría superar fácilmente los US$40,000 o, en el peor de los casos, lesionar a personas de cualquier edad a las que, como consecuencia del accidente, se le genere lesiones graves, al margen de la velocidad a la que estemos conduciendo, relacionadas directamente con las circunstancias del accidente.

En tal sentido, es importante contar con la información completa, que va desde la casuística de los accidentes de tránsito hasta la información de las indemnizaciones que se han determinado, sean por medio judicial o no. Podemos indicar que la cobertura de Responsabilidad Civil tiene gran importancia, toda vez que las probabilidades de que nos veamos involucrados en un evento complejo son altas y por ello, tener la mayor suma asegurada nos permitirá cubrir la mayoría de los gastos derivados de un siniestro con daños a terceros.

No podemos dejar de comentar sobre la cobertura de accidentes personales, que se activa en exceso a lo que cubre el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) y que garantiza también la atención por gastos de curación, indemnizaciones por muerte, entre otros. Las estadísticas nos muestran que hay un porcentaje de casos que no logran ser cubiertos en su totalidad por las sumas aseguradas del SOAT, y para ello hay que tomar atención en las sumas aseguradas que se tomen en nuestro seguro vehicular.

En este contexto, no basta con cubrir a las personas fuera del vehículo y que se atienda a los lesionados que resulten dentro del vehículo. Es también un riesgo que un tercero, ajeno al asegurado y sin ser familiar de este, se encuentre dentro del vehículo y reclame por alguna situación en la que considere que el asegurado y/o conductor es responsable de las lesiones y pérdidas ocasionadas. Para estos reclamos existe también la cobertura de Responsabilidad Civil de Ocupantes, la misma que debe de contar con una suma asegurada que pueda cubrir esta situación y satisfaga el requerimiento de los ocupantes del vehículo que pudiesen presentar un reclamo.

Un profundo conocimiento, tanto del producto como del seguro vehicular, permitirá identificar las coberturas, sumas aseguradas y condiciones especiales que permitan cubrir los riesgos a los que están expuestos tanto el vehículo como su patrimonio.

Relacionado con:  Motorcar Fleet