Lo sentimos, pero su explorador no es compatible con Marsh.com

para una mejor experiencia, por favor actualice su navegador:

X

Blog: El riesgo en contexto

Prevención de enfermedades catastróficas en los jóvenes

Por Jonathan Cuevas Martes, 14 Marzo 2017

Los jóvenes han sido siempre un sinónimo de energía, vitalidad y salud en todas las sociedades y a través de los tiempos. Los padecimientos, por su lado, habían estado asociados a la vejez, y las enfermedades catastróficas como el cáncer y la leucemia eran un problema de adultos mayores. Desafortunadamente ya no podemos decir lo mismo.

De acuerdo al Estudio de Beneficios 2016 de Mercer Marsh Beneficios,  el porcentaje de personas que han hecho uso de una póliza de Gastos Médicos Mayores se ha incrementado un 9% anual desde el 2011 al 2015, y la mayoría aún no alcanza las cuatro décadas de vida.

De los 10 casos más costosos que se han pagado en cuanto a pólizas de seguros, 7 son por enfermedades diagnosticadas a menores de 40 años, como Leucemia (28 años), Fístula del Intestino (34), Cáncer y Neuroblastoma -tumor canceroso desarrollado a partir de un tejido nervioso - (41 años). Esto es un claro indicador de que las enfermedades catastróficas están apareciendo cada vez más en personas jóvenes.

Otro de los hallazgos interesantes de este estudio indica que la Hematología es ahora la especialidad médica más costosa, desbancando a Oncología.

Además, de estos 10 mismos casos, 8 tienen al menos un año de evolución por ser enfermedades nuevas y fueron diagnosticada hace un año, teniendo un costo, durante ese periodo de tiempo, de entre $3.2 y $5.6 millones de pesos.

Las cifras, aunque alarmantes, son reales. Mientras que en 2011 el promedio del costo por un siniestro en salud fue de $29,700 pesos, en 2015 llegó a $41,000 pesos, representando un aumento importante, así como una mayor inflación médica. Para el año 2030, se prevé que el costo promedio será de $150,000 pesos.

Por otro lado, las enfermedades crónicas se diagnosticaban a partir de los 40 años,  mientras que ahora la detección se presenta  a partir de los 30-35 años, registrando así un incremento por cada quinquenio del 10% por cada uno.

Todo lo anterior nos lleva a un punto central: la inversión en salud. Si se considera llevar una mejor alimentación, descanso suficiente, ejercicio, y realizar un check up inteligente basado en nuestros antecedentes familiares y genéticos, la posibilidad de presentar este tipo de padecimientos puede reducirse considerablemente.

Y los cuidados no se detienen ahí. En nuestro día a día, tener una buena postura al sentarnos y estar frente a la computadora son muy importantes. De acuerdo también al Estudio de Beneficios, las especialidades de Traumatología y Ortopedia son las que aparecen con mayor frecuencia de riesgo debido a dos factores: riesgo social y ergonómico.

El riesgo social es cuando una persona tiene depresión, ansiedad o algún problema psiquiátrico y con ello puede provocar accidentes;  y riesgo ergonómico porque el estar sentado más de 8 horas diarias, con una mala postura y sin tener la pantalla a la altura correcta, ocasiona a lo largo de los años problemas de ortopedia en los jóvenes.

El estrés: a cualquier edad

Finalmente, si bien el estrés no es una enfermedad como tal, sí está catalogado como un padecimiento que en algunas ocasiones puede causar la muerte. Ataques de ansiedad, infartos y enfermedades gastrointestinales, como colitis, gastritis y úlceras, son sólo algunos ejemplos de los trastornos derivados de este mal.

Utilizar la bicicleta, hacer recorridos a pie cuando la distancia lo permita, evitar el sedentarismo, pero sobre todo, auto fomentar una vida relajada, son algunos de los elementos que ayudarán a los jóvenes a reducir los riesgos de enfermedades, y vivir mejor  más allá de los 40.

Textos relacionados  Employee Health & Benefits