Artículo

Informar sobre los riesgos del cambio climático: prepárese para la divulgación obligatoria

Conozca cómo implementar el marco del Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima para desarrollar modelos y soluciones empresariales más sostenibles.

pieces of ice melting in sea close up

La presión para lograr un acuerdo internacional, sobre la rendición de informes de riesgo sobre el cambio climático, según las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima (TCFD), está ganando terreno. Las Naciones Unidas, la Fundación de Normas Internacionales de Información Financiera, y el G20 están solicitando la adopción de este marco.

Cumplir con los dictámenes del TCFD es una tarea importante para muchas empresas. Este proceso es una clara oportunidad para mejorar la fijación de precios, ajustados a los factores de riesgo del cambio climático y la gestión del riesgo en general, así como para obtener un mayor acceso al capital y satisfacer mejor las demandas de los inversores.

Las organizaciones que no tomen medidas con respecto a las recomendaciones del TCFD, se arriesgan a que su exposición al cambio climático sea evaluada por un tercero, probablemente en su detrimento; mientras que las que adopten un enfoque proactivo obtendrán sin duda mejores beneficios.

¿Qué es el TCFD?

Existen numerosas normas y marcos para la elaboración de informes de sostenibilidad, pero el Consejo de Estabilidad Financiera, que promueve la estabilidad financiera en todo el mundo, ha elegido al TCFD como vehículo para desarrollar un marco aceptado globalmente.

El TCFD se creó en 2015 para promover una rendición de informes relacionados con el clima, mucho más dirigidos y estandarizados, para ser utilizados por las empresas, bancos e inversores a la hora de proporcionar información a los diferentes grupos de interés corporativos. El objetivo de este marco, es que, al mejorar la difusión de las implicaciones financieras del cambio climático, esto conduzca a modelos y soluciones empresariales más sostenibles.

Michael Bloomberg, presidente del TCFD, declaró:

“El riesgo que el cambio climático supone para las empresas y los mercados financieros es real y ya está aquí. Es más crucial que nunca, que las empresas lideren el entendimiento y la respuesta ante estos riesgos, y aprovechen las oportunidades, para construir una economía mundial más fuerte, resiliente y sostenible”.

El TCFD promueve la difusión de estas 11 recomendaciones, en torno a cuatro elementos centrales de los riesgos relacionados con el clima:

  • Gobierno corporativo: Dar a conocer el gobierno corporativo de una organización, en relación con las oportunidades y los riesgos relacionados con el clima.
  • Estrategia: Divulgar los impactos reales y potenciales, de los riesgos relacionados con el clima y las oportunidades para las organizaciones, la estrategia y la planificación financiera, siempre y cuando dicha información sea importante.
  • Gestión de riesgos: Dar a conocer cómo la empresa identifica, evalúa y gestiona los riesgos relacionados con el clima.
  • Métricas y objetivos: Divulgar las métricas, así como los objetivos utilizados para evaluar y gestionar los riesgos y oportunidades relevantes, relacionados con el clima cuando dicha información sea importante
Una de las recomendaciones clave del grupo de trabajo, cuando se tienen en cuenta diferentes escenarios relacionados con el clima, está centrada en la resiliencia de la estrategia de la organización. Esto incluye la hipótesis de un calentamiento global estimado en 2 °C o menos, donde el uso de la energía y las emisiones son coherentes, con limitar el aumento de la temperatura media mundial a 2 °C, por encima de la media preindustrial.

¿Qué países han apoyado al TCFD?

Los países y las entidades reguladoras de todo el mundo, apoyan la idea de hacer obligatorias las recomendaciones del TCFD. Hasta ahora, 12 países han aprobado el marco del TCFD y ocho países están en proceso de hacerlo obligatorio (véase la figura A). Además, la Fundación de Estándares Internacionales de Reportes Financieros, está creando el Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB), que se alineará con el TCFD. Este Consejo podría ampliar considerablemente la implementación de las recomendaciones.

Un cambio global hacia la rendición obligatoria de informes sobre el clima

El marco conocido como Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima, o TCFD, está pasando de ser un enfoque voluntario a ser la principal respuesta normativa al riesgo climático.

Unión Europea

No ha adoptado oficialmente el marco del TCFD, pero está aplicando el Reglamento de Divulgación Financiera Sostenible, que tiene un alcance más amplio que el TCFD centrado en el clima.

G-7: Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón
En junio de 2021, el G-7 respaldó la idea de presentación de informes obligatorios del TCFD.

Norteamérica

Canadá: Vinculó el fondo de rescate de la pandemia a las recomendaciones en consonancia con el TCFD. El Banco de Canadá ha dicho que está "trabajando para alinear sus futuras recomendaciones" con las directrices.
 

Estados Unidos: En marzo de 2021, la SEC realizó una consulta pública sobre las recomendaciones relacionadas con el cambio climático, incluido el TCFD. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, también ha manifestado su apoyo a los informes de sostenibilidad, destacando el TCFD.

Latinoamérica

Brasil: El banco central planea exigir a los bancos que divulguen información en relación con el TCFD.
 

México: El Banco de México recomienda desarrollar una estrategia de regulación/supervisión siguiendo las recomendaciones del TCFD.

Asia Pacífico

Japón: Revisó su código de gobierno corporativo en junio de 2021, señalando que las empresas que cotizan en bolsa deben dar a conocer los riesgos financieros relacionados con el clima para su negocio, tal y como indican las recomendaciones del TCFD.
 

Nueva Zelanda: En septiembre de 2020, se convirtió en el primer país en anunciar la implementación de la divulgación de informes obligatorios del TCFD. Es probable que las entidades financieras estén obligadas a presentar informes en 2023, como muy pronto.
 

Singapur: El regulador de la bolsa de valores, Singapore Exchange Regulation, exigirá a los emisores la rendición de informes obligatorios en concordancia con el TCFD a partir de 2022. En 2023, será obligatorio para las empresas de sectores clave, como el financiero y el de los transportes, y en la mayoría de los sectores en 2024.
 

Hong Kong: La institución Securities and Future Comission anunció en diciembre de 2020 que, para 2025, las instituciones financieras y las empresas que cotizan en bolsa deberán divulgar los impactos financieros del cambio climático en sus negocios, en línea con el marco del TCFD.

Europa, Oriente Medio y Asia

Sudáfrica: El Tesoro Público ha recomendado la incorporación de estándares sobre riesgos ambientales y sociales a las recomendaciones del TCFD.
 

Suiza: Ha dicho que consagrará los informes del TCFD en la legislación haciéndolos "vinculantes".
 

Reino Unido: Ha dicho que hará que las divulgaciones alineadas con el TCFD sean obligatorias para todo el sector económico en 2025, y muchos de los requisitos se aplicarán en 2023.

A partir del 18 de agosto de 2021. El mapa incluye algunos países que están impulsando, que los informes sobre el clima sean obligatorios, y no voluntarios, confirmando el marco del TCFD.  

Fuentes: Allen & Overy; S&P Global Sustainable1; TCFD.

Impacto para las empresas y las organizaciones del TCFD

Las organizaciones de todos los sectores se verán afectadas en el fondo, con el cambio climático. Sin embargo, las organizaciones más grandes y aquellas con el riesgo climático, de mayor impacto serán atacadas primero. Es probable que una empresa sea impactada a través de dos canales principales:

Recomendaciones obligatorias

Las recomendaciones del TCFD pueden llegar a ser obligatorias para determinadas empresas. El TCFD ha destacado, hasta el momento, los siguientes sectores como clave: agricultura, alimentos y productos forestales, energía, materiales y construcción, transporte y finanzas. Los países están adoptando estrategias de implantación dirigidas a estos sectores en primer lugar.

Recomendaciones voluntarias

Las acciones relacionadas con las recomendaciones del TCFD, pueden ser el siguiente paso, para las empresas que hayan respaldado voluntariamente la iniciativa. Casi 60% de las 100 mayores empresas públicas del mundo apoyan el TCFD, entre más de 2.700 partidarios en todo el mundo.

Las empresas han declarado su apoyo por varias razones, incluida la presión procedente de inversores, prestamistas, suscriptores y socios de la cadena de suministro, y también para aumentar su entendimiento de los riesgos y las oportunidades climáticas dentro de su negocio.

Beneficios de informar sobre los riesgos climáticos

Los riesgos físicos, de transición y de responsabilidad, van en aumento como consecuencia del cambio climático.

El Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) informó de que las pérdidas económicas mundiales resultantes de las catástrofes relacionadas con el clima aumentaron de 214.000 millones de dólares en la década de 1980 (en precios de 2019) a 1,62 billones de dólares en la década de 2010, triplicándose aproximadamente como proporción del PIB global.

Los mercados financieros públicos y privados ya están teniendo en cuenta los riesgos climáticos y fijando sus precios en consecuencia, y la alineación con las recomendaciones del TCFD les permitirá seguir haciéndolo. Los beneficios que se obtienen del proceso, especialmente si una empresa va más allá del simple cumplimiento, incluyen:

  • Mejora de la gestión del riesgo empresarial (ERM) tras la integración de los riesgos climáticos.
  • Una planificación estratégica y un análisis de escenarios más detallados.
  • Mayor acceso al capital y mejores condiciones.
  • Progreso de la resiliencia operativa.
  • Mayor capacidad para cumplir con los requisitos de divulgación existentes aportando información fundamental sobre los informes financieros.
  • Tener competencias con las que atender las demandas de los inversores sobre información relacionada con el clima, y en el formato en el que la solicitan.

Acciones clave

Es crucial que una empresa conozca su "fecha de lanzamiento", si es que la hay, y empiece a prepararse para ese plazo con antelación.

Lo ideal sería que la empresa proporcione información según las recomendaciones del TCFD durante varios años antes, de que las divulgaciones sean obligatorias.

Implicar los grupos de interés corporativo, como prestamistas, bancos y aseguradoras.

Lo ideal sería preguntarles sobre qué tipo de información les gustaría conocer.

Analizar los riesgos físicos y transitorios. Construir una imagen de los riesgos relacionados con el clima de una empresa, es quizás el componente más difícil de las recomendaciones del TCFD..

Es aconsejable abordar los aspectos más difíciles de este ejercicio desde el principio. La experiencia de Marsh ayudando a los clientes a afrontar eventos catastróficos, nos convierte en el líder de facto en la cuantificación de los impactos físicos del riesgo climático.

Comprender los cuatro ejes del TCFD.

Y también sus 11 recomendaciones, tal y como se detalla a continuación.

Cómo cumplir con las 11 recomendaciones del TCFD

Gobierno corporativo

Establecer un marco de gestión de riesgos, así como de políticas y procedimientos de riesgos corporativos y de sostenibilidad. Comparar las prácticas corporativas con las directrices relacionadas con la sostenibilidad ambiental, social y de gobierno corporativo (ESG).

Strategia

Mapear tanto los riesgos físicos resultantes del cambio climático, así como los riesgos asociados a la transición a una economía baja en carbono. Comparar los resultados probables con los de la competencia.

Gestión de riesgos

Cuantificar el impacto financiero de los riesgos relacionados con el clima por sector y por geografía, y analizar el riesgo de la cadena de suministro. Generar resiliencia a través de la planificación de la respuesta de emergencia para los riesgos físicos y evaluar las opciones de transferencia de riesgos.

Métricas y objetivos

Establecer métricas relevantes para la evaluación de riesgos. Estas métricas podrían incluir los ingresos, los gastos, el impacto del riesgo del cambio climático en los activos y en la financiación del capital. Es importante comprometerse con la modelización de la huella de carbono.

Los servicios clave de Marsh incluyen la modelización del riesgo físico y de transición, la integración del riesgo climático en los marcos de gestión del riesgo empresarial (ERM) y la asistencia en la articulación del análisis del riesgo climático, la ambición y las estrategias de resiliencia para los requisitos de rendición de informes, incluidos los del TCFD.

Si tiene preguntas sobre las recomendaciones del TCFD, no dude en ponerse en contacto con su asesor de Marsh.

Brochure

Informe sobre el riesgo del cambio climático

Preparación para la divulgación obligatoria

¿Desea conocer más sobre riesgos ESG?

Déjenos sus datos y le mandaremos contenido de gran valor para su organización.