7 preguntas que debes hacerte para saber si tu negocio está bien protegido, ahora y para el futuro

Conoce siete consejos de expertos de Marsh para proteger tu empresa de los riegos asociados a tu industria.

Carbonated drinks factory with view of production and bottles.

Nuestro mundo, y nuestros negocios, siguen cambiando cada día a un ritmo cada vez más acelerado. División social, cambio climático, nuevas regulaciones, pandemias, interrupciones globales de la cadena de suministro, inflación, cyber ataques, cambios en los modelos de consumo, digitalización acelerada, deterioro de la salud mental... Según el Informe de Riesgos Globales 2022, la palabra clave para proteger tu negocio frente a estos cambios y asegurar su crecimiento, será anticipación

Si algo aprendimos de la pandemia es que, en cualquier momento, los riesgos aparentemente imposibles se hacen reales, y sus consecuencias pueden ser devastadoras. Por eso, la pregunta no es si las amenazas se materializarán, sino cuándo lo harán, y cuánto nos costará seguir adelante. Las empresas más resilientes y con más potencial de crecimiento tienen algo en común: han integrado el manejo de riesgos en la estrategia general de la compañía, mirando más allá de la compra de seguros. Han entendido que identificar, cuantificar, mitigar y transferir los riesgos, controlando los costos, es una inversión es su crecimiento y sostenibilidad.

Todo dueño o directivo con ganas de abrir nuevas posibilidades para su negocio, debería hacerse estas siete (7) preguntas para tener la tranquilidad de que sus activos, sus operaciones, su cuenta de resultados, su gente, su reputación y sus sueños de futuro, están protegidos. 

En caso de una crisis, ¿tengo un plan de continuidad del negocio? 

Estos planes te permiten actuar en los momentos críticos con seguridad y agilidad. Cuando lo peor llega, no hay tiempo para pensar estrategias; hay que actuar siguiendo a un plan conocido y testado. Epidemias, catástrofes naturales, huelgas o revueltas, devaluaciones de moneda, cambios legislativos, problemas de flujo de caja, escasez de materia prima o suministros… Son muchos los factores que pueden impactar en el servicio a tus clientes, o en la salud y seguridad de tus trabajadores. Estar preparado ante diferentes contingencias, te ayudará a mitigar el impacto.  

  • TIP #1: Identifica qué procesos, personas, recursos, lugares e información son críticos y elabora un plan de acción robusto. Ensáyalo y actualízalo en función de los nuevos riesgos que estés identificando. 

En caso de que la cadena de suministro falle, ¿tengo un plan B? 

El plan de contingencia ante interrupciones o fallas en la cadena de suministro es clave para asegurar la continuidad de tu actividad. La diferencia entre tener o no un plan puede marcar la diferencia no solo para tu supervivencia, sino para ganar ventaja frente a tus competidores y tus clientes.  

  • TIP #2: Identifica los riesgos críticos de tus proveedores y a lo largo de toda tu cadena de suministro. Con ese mapa, define un plan B en el que incluyas diversos escenarios, por impacto y probabilidad, para los más críticos. Después, decide qué harás en cada uno de ellos. 

Si sufro un ciberataque, ¿sé qué hacer?  

¿Sabías que el 75% de las empresas en Latinoamérica dicen haber sufrido algún tipo de ataque o fraude cibernético, incluyendo robo de información y acceso indebido a sus sistemas? ¿Y que para el 43% el costo de estos ciberataques fue superior a un millón de dólares? Una inversión estratégica, no solo en tecnología, sino en cultura, procesos y seguros, puede transformar el riesgo cyber en ventaja competitiva para tu negocio.  

  • TIP #3: Piénsatelo dos veces: la inversión en ciberseguridad ya no es una opción. ¿Vivirías en un edificio de madera sin detectores de humo y seguro de incendio? 

¿Estoy protegiendo la salud y el bienestar de mis empleados? ¿Estoy atrayendo y reteniendo el mejor talento?  

¿Sabías que… los problemas de salud mental han aumentado en más de un 35%; el 64% de los empresarios en Latinoamérica reconocen que su plantilla está agotada; y la mayoría de los incidentes de ciberseguridad están relacionados con riesgos de personas?  

Los cambios que hemos vivido tras la pandemia, han afectado también la forma en la que la gente entiende sus trabajos, y lo que espera de una empresa. Planes de salud que incluyan la salud mental y el bienestar integral, beneficios flexibles, diversos e inclusivos, seguros médicos y planes de pensiones competitivos... Son muchas las posibilidades para proteger tu activo más valioso, cuidando tu cuenta de resultados

  • TIP #4: Los riesgos asociados a tu gente están interrelacionados con el resto de tus amenazas. No los mires en silos. Y sobre todo, plantéate: ¿mis planes actuales son suficientes para tener a mi gente sana, y alcanzar mis objetivos de talento?. 

¿Conozco (de verdad) todos los riesgos que podrían afectar a mi negocio? 

Conocer los riesgos propios de tu actividad, tu industria o tu localización, y las formas de reducirlos o transferirlos con la mejor opción de aseguramiento, puede ser abrumador. Y todavía más cuantificar su impacto económico en tu cuenta de resultados. Contar con expertos que conozcan a fondo tu sector y que te acompañen en tu camino de protección y crecimiento, te permitirá abrir nuevas posibilidades, tomar mejores decisiones, y enfocarte en lo importante: tu negocio, tus clientes, tus empleados, tus comunidades...   

  • TIP #5: Piénsalo: Si confías tu salud a tus médicos y tus asuntos legales a tus abogados, ¿no deberían estar tus riesgos y seguros en manos de los expertos?  

¿Tengo una estrategia para la compra de mis seguros? 

Comprar un seguro no es complicado. Lo difícil es entender qué debo comprar, con qué límites, a qué precio, y cómo integro todos los seguros que necesito en una estrategia que me permita ir al mercado con las mejores condiciones. En un momento en el que los precios de los seguros comerciales siguen subiendo, es cuando más hay que invertir en reducir tus riesgos, y en encontrar alternativas de financiamiento. Cuanto más controlados los tengas, mejores condiciones recibirás de las aseguradoras. 

  • TIP #6: Imagina dos fábricas: una en la que no hay extintores, planes de emergencia y los trabajadores no llevan medidas de seguridad, y otra que sí tiene todo en orden. ¿A quién crees que el seguro ofrecerá mejores condiciones?   

¿Tengo la seguridad de que en caso de un siniestro, estoy respaldado? 

El manejo de siniestros no es solo dar el parte al seguro. Si alguna vez has tenido un problema con un siniestro, sabes de lo que te hablamos. Una estrategia que tenga en cuenta tu historial de reclamos puede ayudarte: primero a evitar que sigan ocurriendo, y segundo, a recuperar cuanto antes todo lo que te corresponde.

  • TIP #7: Recuerda que quien defiende tus intereses frente a las aseguradoras en caso de siniestro es tu bróker y asesor de riesgos/reclamos. Si cuando llega lo peor te sientes solo, tal vez no estás en las manos correctas.

Si has respondido positivamente a estas preguntas, vas por buen camino. Si en la mayoría te ha costado tener una respuesta clara, toma cartas en el asunto. Tu empresa te necesita.  

150 años innovando para el desarrollo de negocios como el tuyo 

En Marsh llevamos 150 años ayudando a empresas como la tuya a navegar el cambio y la incertidumbre, estando a su lado en los momentos que más importan. Sabemos cómo ayudarte a crecer, estando protegido.

Fortalece tu negocio. Maneja tus riesgos.    

Contenidos relacionados