Article

Financiamiento de la acción climática de la ONU: expectativas clave

Conozca el marco de financiamiento de la acción climática de la ONU y sus puntos clave

Aerial view of road between green summer forest and blue lake in Finland

El nuevo marco sobre el Financiamiento de la acción climática 2021, de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), ofrece una hoja de ruta ambiciosa y detallada para que los mercados financieros apoyen la transición hacia un futuro de emisiones cero.

Lanzada en 2019, el marco de Financiación de acción climática establece visiones sectoriales para lograr un mundo resiliente a 1,5 ºC en 2050, con la adopción de hitos transformadores y acciones clave.

Para el sector financiero, el objetivo es que en 2050 los mercados estén en condiciones de financiar un mundo con cero emisiones de carbono. Los objetivos de este camino, el proceso de transición propuesto y los plazos, se describen en este informe de visión global.

 

Folleto

Financiamiento de la acción climática de la ONU: Expectativas clave

Objetivos principales

El plan de acción de las Naciones Unidas, tan amplio como trascendental, prevé lo siguiente para 2050:

  • Implementación de la visión de que "toda decisión financiera tiene en cuenta el cambio climático". En consecuencia, el sistema financiero ha cumplido con el Artículo 2.1 de los Acuerdos de París, es decir, los flujos de financiación son coherentes con camino hacia un desarrollo bajo en emisiones y resiliente ante los impactos del clima.
  • Un cambio en las expectativas de la sociedad sobre el sistema financiero, de manera que ahora la gente espera que se apoye un crecimiento sostenible. Como resultado, el sistema ha respondido, apoyando las necesidades de la sociedad actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras, para hacer lo mismo.
  • Un cambio en los horizontes de inversión del sistema a largo plazo, de modo que ahora solo se recompense a aquellos cuyo propósito tiene a las personas y al planeta en el centro.
  • Compromiso por parte de las empresas y sus agentes financieros, para lograr una transición resiliente y con emisiones netas cero que les permita prosperar, evitando los crecientes costos y riesgos de la economía con altas emisiones de carbono.
  • Una mayor colaboración entre el sector público y privado para desarrollar infraestructuras de emisiones cero, hasta el punto de que dicha cooperación ya se ha vuelto "algo habitual".
  • Evitar un "momento de Minsky", de colapso financiero tras más de un siglo de crecimiento intensivo en emisiones, debido al enfoque que los participantes en el mercado y los reguladores han puesto en una transición sin complicaciones.
  • Una mayor confianza en el sistema financiero basada en un principio de economías circulares que apoya un aumento justo y equitativo del nivel de vida de todas las comunidades del mundo.

Acciones clave

Dicho camino sostiene que, si las finanzas transitan en línea con un futuro resiliente y una subida de las temperaturas por debajo de 1,5 °C, el resultado será que el sistema financiero podrá financiar la transición a ese futuro. Los siguientes temas son tenidos en consideración.

1. Brechas de valoración

El plan de acción identifica la necesidad de corregir los fallos del mercado y las externalidades sin tasar o valorar, es decir, las actividades que afectan a otros sin que esto se refleje en los precios del mercado. Los mecanismos incluyen:

  • Acabar con las subvenciones a los combustibles fósiles.
  • Explicar el costo de los riesgos físicos, de transición y de responsabilidad relacionados con el clima.
  • Avanzar en temas de economía circular.

2. Visión a corto plazo

Este camino aboga por un cambio en el financiamiento y las inversiones hacia un camino a largo plazo en consonancia con los Acuerdos de París y los planes venideros. Por ejemplo, los horizontes de inversión deben estar en consonancia con las necesidades a largo plazo de los clientes y la sociedad

3. Herramientas de transformación sistemática

Este camino apuesta por un gobierno corporativo que promueva la responsabilidad y los estándares en todos los sistemas financieros.

Mientras que la educación, la formación y las herramientas se están usando para integrar los riesgos relacionados con el clima, las tecnologías de divisas digitales están controlando el impacto climático a través de los datos de transacción.

4. Gestión de riesgos

Es necesario disponer de datos relevantes y materiales relacionados con el clima, así como de una gestión prudente del riesgo. La CMNUCC exige que la remuneración de los ejecutivos y del consejo de dirección esté en consonancia con los objetivos de emisiones cero y con los riesgos físicos que plantea el cambio climático.

5. Infraestructura emisiones de carbono cero

El informe recomienda que el sector financiero garantice los flujos de capital:

  • Fomentar una transición equitativa y justa para abandonar los recursos, las infraestructuras, los productos y los servicios con alto contenido de carbono.
  • Desbloquear la financiación para las infraestructuras resilientes y de emisiones de carbono cero, el acceso a la energía limpia y las soluciones climáticas para todos, centrándose en las comunidades más vulnerables.

Hitos

Este camino ofrece una cronología completa para cumplir con el plazo de 2050. A continuación, se detallan algunos de los objetivos.

Aseguradoras y proceso de suscripción

En la primera fase, se insta a las aseguradoras a integrar las recomendaciones del TCFD. A medida que la transición se ponga en marcha, se les pide que involucren a los asegurados para que evalúen e informen de todos los riesgos relacionados con el clima. En 2040, la aspiración es que las carteras de suscripción e inversión de las aseguradoras, estén en consonancia con la consecución de emisiones netas cero, al tiempo que apoyen la resiliencia ante los impactos relacionados con el clima.

Progreso realizado hasta la fecha

No todos los mercados avanzan a la misma velocidad para alcanzar estos objetivos no vinculantes, y de momento los mercados europeos parecen llevar la delantera.

Varios organismos europeos están trabajando ya en los objetivos de esta vía, incluidos ClimateWise, la Iniciativa de Mercados Sostenibles y la Alianza de Seguros para las Emisiones Netas Cero.

La CMNUCC aboga por la continuidad y el aumento de la obligación de informar sobre iniciativas en relación al clima (por ejemplo, a través de las recomendaciones del TCFD) como la clave para alcanzar la ambición de una suscripción neta cero en los plazos establecidos. En última instancia, las aseguradoras solicitarán más información a los asegurados sobre su situación actual, en relación a los objetivos netos cero y a los compromisos de transición.

Para obtener más información, póngase en contacto con su asesor de Marsh.