Lo sentimos, pero su explorador no es compatible con Marsh.com

para una mejor experiencia, por favor actualice su navegador:

X

INVESTIGACIÓN Y BOLETINES

Envejecimiento y automatización, ¿qué países corren más riesgo?

Lunes, 23 Julio 2018

Por: Patty Sung (Líder de Innovación para el Mercer Innovation Global Hub) y Leslie Chacko (Directora del Globak Risk Center de MMC) / Brink News

Las fuerzas laborales de hoy enfrentan dos tendencias sin precedentes y de gran alcance: el envejecimiento generalizado de la sociedad y la automatización del trabajo mediante tecnologías inteligentes. El aumento de la longevidad y la disminución de las tasas de fecundidad en todo el mundo están creando cambios duraderos en la composición por edad de las fuerzas de trabajo a nivel mundial. Al mismo tiempo, las tecnologías emergentes están desplazando a los trabajadores y transformando el panorama mismo del trabajo.

La confluencia de estas dos tendencias de envejecimiento y automatización plantea, por lo tanto, una pregunta crucial: ¿qué efecto tendrá el aumento de la automatización del lugar de trabajo en las poblaciones de trabajadores de edad mayor? Un nuevo informe de Marsh & McLennan Companies concluye que los trabajadores mayores en varias de las principales economías corren un grave riesgo de ser desplazados por la automatización del lugar de trabajo.

Usando proyecciones de edad de la base de datos World Population Prospects de las Naciones Unidas, y datos de automatización de los investigadores de Oxford Carl Frey y Michael Osborne, el nuevo informe de MMC calcula los riesgos del envejecimiento y la automatización en 15 países clave. El informe encontró que los países que enfrentan un alto riesgo de automatización de los trabajos de los trabajadores mayores también tienden a envejecer rápidamente en la próxima década. Se encontró que China, Vietnam y Tailandia tenían algunos de los niveles de riesgo más altos, mientras que otros países como Canadá y Australia tenían algunos de los niveles más bajos.

De todas las naciones incluidas en la muestra, se descubrió que China es la nación más expuesta al riesgo de la confluencia de estas dos tendencias. El informe muestra que los trabajadores mayores en China están haciendo un promedio de 76% de trabajo automatizable. Al mismo tiempo, entre 2015 y 2030, el número de trabajadores chinos de 50 a 64 años aumentará en más de 1.28 veces. De los países europeos de la muestra, Italia corre el mayor riesgo de ambas tendencias. Los trabajadores de más edad de Italia, en promedio, realizan un trabajo que es automatizable en un 58%, y su población de personas mayores aumentará en 1.17 veces. Claramente, la confluencia de estas tendencias será más pronunciada ya que ambas ganan al mismo tiempo en todo el mundo.

El informe clasifica estos 15 países por región y exposición al riesgo en cinco grupos clave:

Alto riesgo emergente en China-Pacífico: se encontró que China, Vietnam y Tailandia tenían un número particularmente grande de trabajadores de más edad en riesgo de automatización laboral. Como centros de fabricación, estas naciones corren un alto riesgo de desplazamiento de los trabajadores a manos de la tecnología en todos los grupos de edad, pero especialmente en el caso de los trabajadores de más edad. También se prevé que estas naciones envejecerán rápidamente en los próximos años: en China y Tailandia en particular, más del 30% de la población en edad de trabajar tendrá entre 50 y 64 años para 2030. Estas naciones deberán tomar precauciones importantes en los próximos años para evitar el desplazamiento de los trabajadores de más edad.

Alto riesgo desarrollado en Asia-Pacífico: Singapur, Japón y Corea del Sur, a pesar de ser economías desarrolladas, también tienen poblaciones de trabajadores mayores que corren un alto riesgo de automatización y que al mismo tiempo experimentan un rápido envejecimiento. En particular, se descubrió que Corea del Sur y Singapur tenían trabajadores de más edad que enfrentan riesgos mucho más altos de desplazamiento que los trabajadores más jóvenes, más que en las otras naciones incluidas en la muestra. Los trabajadores mayores en estas naciones, de hecho, se encuentran desproporcionadamente haciendo trabajos poco calificados, como limpiar y servir alimentos. Se descubrió que Australia era una excepción notable en la región con un puntaje de riesgo mucho más bajo para los trabajadores de más edad y una población de trabajadores de edad cada vez menor.

Alto riesgo en Europa: de los países incluidos en la muestra en Europa, el informe encontró que las naciones con los mayores riesgos de envejecimiento y la automatización del trabajo de los trabajadores mayores son Italia y Alemania. Con grandes bases de empleos manufactureros e industriales, los trabajadores mayores en estas dos naciones son ampliamente empleados en trabajos poco calificados y automatizables. Además, se prevé que Italia tenga una población en edad de trabajar compuesta en un 38% por trabajadores de 50-64 en 2030. Se prevé que más de un tercio de la población en edad laboral de Alemania tenga entre 50 y 64 años para 2030.

En riesgo en Europa: Más del 45% del trabajo realizado por trabajadores mayores es automatizable, y se prevé que la población de trabajadores de más edad aumente hasta 2030; el Reino Unido, Suecia y Suiza pronto se encontrarán frente a estas dos tendencias paralelas . Es probable que el inicio de las tendencias de envejecimiento y automatización sea particularmente pronunciado en el Reino Unido, donde los controles sobre la inmigración posteriores al Brexit podrían acelerar el envejecimiento de la población trabajadora.

En riesgo en América: los trabajadores mayores están, en promedio, empleados en un trabajo que es más del 45% automatizable en las naciones incluidas en la muestra del conteniente americano. Al igual que muchas naciones asiáticas, los empleos en Chile que emplean a trabajadores de más edad tienen tasas particularmente altas de riesgo de automatización (63%) y se prevé que el país envejezca rápidamente hasta 2030. Por el contrario, se proyecta que las poblaciones de trabajadores mayores de Estados Unidos y Canadá se reduzcan en proporción al tamaño de la población en edad laboral en el 2030, y estas naciones tienen riesgos comparativamente mucho menores de automatización para los trabajadores de más edad. Sin embargo, a medida que los políticos en los Estados Unidos avanzan hacia la restricción de la mano de obra extranjera, el envejecimiento de la fuerza de trabajo estadounidense podría aumentar, y la composición de las habilidades de los trabajadores podría cambiar como resultado.

El informe continúa para realizar este análisis sobre todos los países de la OCDE y Singapur para profundizar en los factores que podrían explicar por qué algunas naciones tienen más trabajadores de más edad en riesgo de automatización que otros. El informe encuentra cuatro temas clave detrás de los riesgos de automatización para los trabajadores mayores: educación, gasto público / bienestar, estructuras industriales y derechos legales en los sistemas financieros. El informe recomienda que los diseñadores de políticas y las empresas tomen nota de estos factores como posibles modalidades para reducir el riesgo de automatización para sus trabajadores de más edad.

De hecho, las empresas deben invertir en estas modalidades para actualizar las capacidades y habilidades humanas utilizadas en sus operaciones. Lo que en el pasado se consideraba "premium" en los mercados mundiales ahora se considerará "estándar", un fenómeno que necesariamente desplazará a los trabajadores humanos del trabajo de menor valor hacia servicios de mayor valor agregado. Por ejemplo, los humanos que anteriormente trabajaban como encargados de pedidos y procesadores de pago necesitarán ser transferidos a funciones de servicio al cliente y de gestión de eventos de comedor. Los operadores de plantas y máquinas necesitarán convertirse en técnicos especializados y monitores de robótica.

Las empresas, por lo tanto, pueden tener grandes beneficios al invertir los aumentos de productividad de la automatización en sus trabajadores humanos, especialmente los más viejos, que están cada vez más dispuestos y pueden permanecer y regresar a trabajar en todo el mundo. Invertir en trabajadores mayores mediante programas firmes de recapacitación y estrategias de alojamiento de trabajadores mayores ayudaría a los trabajadores mayores a recapacitarse y volverse a desplegar en áreas premium del lugar de trabajo, y proporcionar a las empresas una nueva fuente de vitalidad en un mundo de jóvenes fuerzas laborales cada vez más reducidas. Dado que los mercados de trabajo de todo el mundo envejecen tan rápidamente, incumbirá a las empresas utilizar las capacidades únicas de los trabajadores mayores como parte integrante de su evolución digital.

 

Siguiente

Salud y seguridad en la era de las megaciudades

Por: BRINK NEWS, Miércoles, 18 Julio 2018