Atención sanitaria

Las organizaciones de atención sanitaria se enfrentan al riesgo en muchos aspectos. Nuestro equipo experto y dedicado de profesionales de seguros y riesgos puede ayudarle a gestionar la volatilidad actual con una mayor previsibilidad.

En medio de la pandemia de COVID-19, los profesionales de la salud se convirtieron en algunos de los trabajadores más esenciales del mundo, al arriesgar su salud y seguridad para ayudar a contener la propagación de la enfermedad a nivel local y mundial. Aunque los nuevos tratamientos y vacunas han ayudado a controlar la COVID-19, el sector de la salud sigue a la cabeza de las líneas de batalla, tratando a los pacientes a la vez que buscan innovaciones en la tecnología y las prácticas asistenciales. Las empresas deben comprender este cambiante panorama de riesgos y cómo se adapta y responde el mercado de seguros.

El equipo de prácticas de cuidado de salud de Marsh ayuda a los clientes a definir, diseñar y ofrecer soluciones que satisfagan las necesidades específicas tanto de los proveedores como de los pagadores. Con un profundo conocimiento de los retos actuales del cuidado de salud, nuestro amplio equipo de profesionales de seguros y atención sanitaria trabaja con usted para definir el perfil de riesgo de su organización. A continuación, utilizamos los análisis más potentes del sector para ayudarle a cuantificar su riesgo y a determinar cuánto debe mitigar, retener o transferir.

Mediante la identificación de las exposiciones y la gestión del coste total del riesgo, su organización puede prosperar en una época de incertidumbre, mejorando el flujo de efectivo, reduciendo los costes, reduciendo la volatilidad de los resultados y logrando una mayor previsibilidad en el presupuesto de los riesgos.

Preguntas frecuentes generales

Los hospitales y otros proveedores de atención médica, incluidos los grupos de médicos (como los centros de cuidado de personas mayores), siguen enfrentándose a varios desafíos emergentes e históricos relacionados con el sector, entre los que se incluyen:

  • Escasez de personal: cada vez más, las organizaciones de atención sanitaria se esfuerzan por contratar y retener a empleados cualificados. A medida que la población mundial envejece y aumenta la necesidad de atención, los empleadores tendrán que destinar fondos a programas de salarios y beneficios más altos para seguir atrayendo a personal experimentado.
  • Ciberataques: aunque la nueva tecnología ayuda a mejorar los procesos y a mejorar la calidad de la atención, también crea una mayor vulnerabilidad ante los incidentes relacionados con el ransomware y el incumplimiento de la HIPAA y otras normativas de privacidad de datos.
  • Seguridad del paciente: si no se garantiza la seguridad del paciente, se pueden producir lesiones o enfermedades evitables y la muerte, elevados costes de litigios, una mayor responsabilidad y un grave impacto en la reputación en las instalaciones y los sistemas de salud.

Aunque la capacidad general en el mercado de la atención sanitaria parece estable tras la pandemia, muchas aseguradoras son selectivas con respecto a qué nuevos negocios y renovaciones están dispuestas a aceptar, y los precios siguen siendo un desafío.

Una aseguradora cautiva es una subsidiaria propiedad de una o más organizaciones matrices establecidas principalmente para asegurar la exposición de sus propietarios. La entidad cautiva asume una parte de los riesgos asegurados, y otra aseguradora, conocida como reaseguradora, asume el saldo. Algunos de los beneficios potenciales de una entidad cautiva son:

  • Mayor cobertura y capacidad.
  • Rendimientos de las inversiones para cubrir las pérdidas.
  • Acceso directo a los mercados mayoristas de reaseguros.
  • Flexibilidad de financiación y suscripción.

A través de una entidad cautiva, las organizaciones de atención sanitaria pueden lograr una mayor transparencia y control y, al mismo tiempo, obtener la estabilidad de ser participantes y mitigar el riesgo y la volatilidad asociados a las reclamaciones de alta gravedad/baja frecuencia.

El seguro de responsabilidad de directivos y administradores es una forma de cobertura diseñada para proteger a los individuos de pérdidas personales si son demandados como resultado de trabajar como directivo o administrador de una empresa u otro tipo de organización.

Una póliza para directivos y administradores puede proporcionar cobertura para algunas de las áreas que más afectan a los proveedores de atención sanitaria, como la revisión y la acreditación por parte de compañeros, así como las acusaciones de antimonopolio, las violaciones de la HIPAA y las reclamaciones en el ámbito normativo.

Las organizaciones de cuidado de personas mayores deben gestionar la escasez de cuidadores y la creciente demanda de instalaciones y servicios. Los riesgos para la propiedad y la seguridad de los empleados, pacientes y residentes son grandes preocupaciones para cualquier organización de cuidado de personas mayores.

Además de los riesgos tradicionales de propiedad y accidentes, la aparición de ciberamenazas también debe tenerse en cuenta al evaluar su programa de gestión de riesgos y seguros.

El ransomware es un tipo de ciberataque que bloquea el acceso a los datos, el sitio web, los sistemas de servicios al cliente u otros recursos críticos de una víctima. El atacante secuestra esta información y exige el pago de un rescate a cambio de desbloquear el acceso. Para las organizaciones de atención sanitaria responsables de los datos confidenciales de los pacientes, estos ataques pueden tener graves consecuencias financieras y legales, como la interrupción de la atención, las demandas basadas en el cumplimiento y los daños a la reputación.

La American Telemedicine Association define la telemedicina como el uso de información médica intercambiada de un sitio a otro a través de comunicaciones electrónicas para la salud y la educación del paciente o proveedor de atención sanitaria en un esfuerzo por mejorar la atención, el tratamiento y los servicios del paciente. La telemedicina no es una especialidad médica, sino una forma de prestar atención.

La implementación de la telemedicina tiene muchas ventajas, pero también hay que tener en cuenta algunos riesgos.

El uso de la telemedicina reduce el riesgo de propagación de virus a través de la atención en persona, y la tecnología, que avanza rápidamente, proporciona una plataforma para la educación y la formación, un diagnóstico más rápido de los problemas relacionados con la salud y una reducción de costes tanto para los proveedores como para los pacientes.

Entre las principales consideraciones de riesgo en la telemedicina se incluyen la responsabilidad directa e indirecta y el aumento de las ciberamenazas que pueden surgir a medida que los proveedores atienden a pacientes procedentes de diversos dispositivos y redes en distintas ubicaciones.

Aunque los proveedores de cuidados intensivos necesitarán un seguro de responsabilidad civil general similar al de empresas de otros sectores, también deberán tener una cobertura de responsabilidad profesional.

Dicha cobertura, también conocida como seguro de negligencia médica, protege a los trabajadores sanitarios del riesgo económico relacionado con lesiones, gastos médicos y daños a la propiedad de los pacientes. Dentro de esta categoría, hay que tener en cuenta dos tipos de cobertura:

  • Basada en la ocurrencia: cubre una pérdida que se produce durante el periodo activo de la póliza de seguro, incluso si la reclamación se presenta tras la cancelación de que la póliza.
  • Póliza de reclamaciones presentadas: solo cubre los incidentes que se producen y se notifican dentro del plazo de la póliza.

Además de estas formas estándar de cobertura, las organizaciones tendrán que evaluar sus exposiciones y vulnerabilidades específicas para diseñar un programa de seguros que ayude a reducir y gestionar el riesgo de forma eficaz.

Un asesor de gestión de riesgos puede ayudar a las organizaciones de atención sanitaria a evaluar su entorno de riesgos actual mediante la creación y ejecución de un plan que minimice la exposición para mejorar la seguridad y la atención de los pacientes y, al mismo tiempo, proteja la propiedad y a los empleados de la organización.

Nuestro equipo combina un profundo conocimiento del sector y una tecnología líder para comercializar sus riesgos a las aseguradoras adecuadas, lo que genera precios y términos competitivos para su organización. También podemos ayudarle a mejorar el diseño de su programa de seguros y los niveles de franquicia, a través de nuestro modelo financiero profesional y del análisis de datos de nuestro equipo de especialistas.

Para los proveedores de atención sanitaria, las ventajas de trabajar con un especialista en gestión de riesgos son claras: acceso a una variedad de servicios de correduría de riesgos y seguros que le ayudan a reducir los costes, controlar los riesgos y proteger el futuro de su organización.

Nuestros especialistas

Image placeholder

Luis Ybañez

Healthcare Practice Leader

  • Spain